La cara de los pederastas

La Guardia Civil cuelga por primera vez en su web fotos de delincuentes sexuales y pide ayuda para identificarles

MATEO BALÍN AGENCIAS
Página de delitos telemáticos de la Guardia Civil. / EL NORTE/
Página de delitos telemáticos de la Guardia Civil. / EL NORTE

La Guardia Civil ha dado un paso más para combatir la pederastia infantil al difundir por primera vez las fotos de tres presuntos pedófilos. El eficaz antídoto que utilizó la Interpol para atrapar el pasado noviembre en Tailandia al pederasta canadiense Christopher Neil, con la difusión de su foto distorsionada, ha sido una de las razones por las que el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil haya decidido difundir estas imágenes.

Para ello ha puesto al servicio de la ciudadanía un correo electrónico (delitostelematicos@guardiacivil.org) al cual se pueden dirigir todas aquellas personas que pudieran aportar algún dato de los presuntos pederastas, oriundos de Norteamérica, Europa del Este e Iberoamérica, según las fuerzas del orden.

Las fuerzas de seguridad española pretenden combatir a las redes de pederastia con sus mismas armas, poniendo Internet al servicio de la caza y captura de los pederastas. La Guardia Civil ha colgado en su página, por primera vez, las imágenes de tres hombres que aparecen abusando de menores en distintos vídeos que circulan por la red, mientras que los Mossos d'Esquadra han publicado en su web varios fotogramas de una filmación en el que se puede identificar la cara de un presunto agresor sexual de menores.

No suelen dejarse ver

La página www.guardiacivil.es recoge en el apartado de delitos telemáticos la petición de colaboración ciudadana contra los abusos sexuales a menores. A raíz de las numerosas investigaciones desarrolladas por este Grupo de Delitos Telemáticos, han sido incautados diversos vídeos de contenido pedófilo en los que se aprecia a varios adultos abusando sexualmente de menores. «A pesar de los grandes esfuerzos realizados por el GDT, no ha sido posible la identificación de estos presuntos pederastas, por lo que esta unidad solicita la colaboración ciudadana para que aquellas personas que pudieran aportar algún dato relativo a dichos sospechosos, lo comuniquen a través de la cuenta de correo electrónico», señala el texto que acompaña las imágenes difundidas en la web de la Guardia Civil.

Habitualmente, los adultos que abusan de menores no dejan ver su rostro en las grabaciones, razón que ha impulsado a las fuerzas de seguridad a distribuir sus fotografías para intentar su localización. Tanto en la página web de la Guardia Civil como en la de los 'mossos', los agentes solicitan la colaboración ciudadana para identificar a estos sujetos y facilitan una dirección de correo para remitir información que pueda llevar a su detención. En el caso de las tres fotografías publicadas por la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil en su página web, las instantáneas pertenecen a tres varones y se acompañan del lugar de donde podrían proceder. Por su parte, la Policía catalana ha hecho públicos, a través de su página web, dos de los fotogramas de una grabación en la que se puede ver perfectamente la parte superior del tronco y la cara del agresor mirando a la cámara de vídeo.

Las fotografías han sido obtenidas en el transcurso de la multitud de investigaciones que siguen los agentes en su rastreo de la red y en las operaciones que han permitido detener a centenares de personas en España y el extranjero por intercambiar imágenes y vídeos de contenido pedófilo.

La Policía no tiene un perfil concreto de los usuarios de este tipo de contenidos, ya que son de orígenes y condiciones muy distintas. Sin embargo, los mandos policiales sí admitieron que entre los últimos arrestados había algunos hombres con antecedentes similares, profesores y médicos.

Billete de Renfe

En la inmensa mayoría de los casos, los agentes parten de pistas mucho menos contundentes que un rostro. A principios del 2005, la Policía española obtuvo, procedentes de Interpol, unas imágenes en las que aparecían varios niños siendo sometidos a abusos. En una de ellas se detectó un ticket, que resultó ser de Cercanías de Renfe, y en otra, una toalla del hospital madrileño de La Paz.

Las pesquisas apuntaron a alguien que reparaba ordenadores y que podría utilizar en sus visitas a empresas las terminales de éstas para intercambiar archivos. Una ardua investigación culminó con la detención de un madrileño de 23 años acusado de violaciones a siete niños de entre uno y cinco años; a otros dos jóvenes, también presuntos violadores de menores, y a otras dos personas, por servirse de las imágenes y actuar de encubridores. En otra ocasión, el flujo de la información fue inverso. Los agentes reconocieron el himno de Perú en el tono de llamada del violador y se pusieron en contacto con las autoridades de ese país, arrestando al pederasta

El subinspector de los Mossos Joan Molet y el comandante de la Guardia Civil Juan Salom recomendaron ayer a los usuarios que se descarguen por error películas como esta que lo denuncien inmediatamente.