Un jurado popular juzgará al acusado de degollar a su padrastro en Logroño

El presunto homicida, de 19 años y nacionalidad argentina, fue detenido en junio en su domicilio familiar de Calvo Sotelo La Rioja no celebra un juicio con jurado desde hace cinco años

J. A. GONZÁLEZ
Un furgón policial lleva al acusado a declarar a los juzgados de La Rioja, el pasado junio. / ENRIQUE DEL RÍO/
Un furgón policial lleva al acusado a declarar a los juzgados de La Rioja, el pasado junio. / ENRIQUE DEL RÍO

Nueve ciudadanos tendrán en sus manos la decisión de exculpar o condenar al presunto autor de uno de los sucesos que más han conmocionado a la sociedad riojana durante este último año. El joven de 19 años acusado de degollar a su padrastro el pasado junio tras una disputa en el domicilio familiar de la calle Calvo Sotelo, de Logroño, será juzgado en los próximos meses por un jurado popular como supuesto autor de un delito de homicidio, según desvelaron a Diario LA RIOJA fuentes de la Fiscalía.

Según las mismas fuentes, el caso se encuentra todavía en el Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño, pero ya se está tramitando según los cauces que establece la Ley del Jurado y la vista oral del juicio se celebrará en el primer semestre del 2008, en la Audiencia Provincial, ante la atenta mirada de nueve riojanos de a pie que estarán obligados a dilucidar si el joven N.O. es culpable del delito que se le imputa.

N.O., un inmigrante argentino de 19 años de edad, fue detenido el pasado 23 de junio como presunto autor de la muerte de su padrastro, degollado durante una discusión familiar. Los hechos, según informaron en su día fuentes policiales, ocurrieron a las 06.30 de la mañana en un inmueble del número 16 de la logroñesa calle Calvo Sotelo, cuando en el trascurso de una disputa doméstica el joven atacó al compañero sentimental de su madre con un cuchillo de cocina de unos 20 centímetros de hoja, causándole la muerte. El fallecido tenía 38 años y también era de nacionalidad argentina.

Hace casi cinco año que La Rioja no celebra un juicio con jurado. La última vez que eso sucedió fue en marzo del 2003, y en aquella ocasión José Augusto Da Silva fue condenado a 11 años y medio de cárcel por la muerte del propietario de un bar de Rincón de Soto.

En total, desde que la Ley Orgánica 5/1995 reinstaurara en España el sistema de juicios con jurado popular, se han celebrado ocho juicios mediante este sistema en La Rioja. En siete de los casos el veredicto de los ciudadanos fue de culpabilidad, mientras que en el caso restante el juez decidió disolver el jurado popular ante la falta de pruebas contra el acusado.

Los nueve ciudadanos que decidirán el futuro de N.O. saldrán de la lista que quedó establecida tras el sorteo que tuvo lugar en la Audiencia Provincial en septiembre del 2006. En aquel acto salieron elegidos los 1.300 riojanos candidatos a jurado popular para el bienio 2007/08.

Según fuentes del TSJR, en este momento hay otros dos procedimientos en La Rioja tramitándose conforme a la Ley del Jurado (una malversación de caudales públicos en San Asensio y un allanamiento de morada en Calahorra), pero no es seguro aún que lleguen a juzgarse con tribunal popular debido a que en ambos asuntos pueden existir delitos conexos no previstos en este tipo de procedimiento.