El padre de Titín muere de un infarto tras ver a sus hijos implicados en una pelea

La trifulca se inició con una discusión entre niños del clan conocido como 'Los Tomboleros' y otros pequeños de la familia del pelotari, que celebraba un cumpleaños en Tricio

LA RIOJA
Augusto Ibáñez y su mujer, el pasado viernes. / DIARIO DE NAVARRA/
Augusto Ibáñez y su mujer, el pasado viernes. / DIARIO DE NAVARRA

Augusto Ibáñez Pérez, Titín, laureado pelotari y padre de Augusto Ibáñez Sacristán, falleció ayer por la tarde en Tricio a los 80 años de edad tras sufrir un infarto. El ataque coronario le sobrevino al observar una pelea en la que se habían visto involucrados varios miembros de su familia con otro grupo de personas también residente en la localidad.

Los hechos sucedieron alrededor de las 16 horas. Los Ibáñez se encontraban celebrando el cumpleaños de la mujer del fallecido, Flora Sacristán. Mientras tanto, sus niños jugaban en la plaza del Generalísimo Franco, en el centro de la localidad. Al parecer, en ese momento y por motivos desconocidos, comenzó una discusión entre estos chavales y otros menores pertenecientes a un clan que tiene el apodo de 'Los Tomboleros' por regentar puestos de barracas durante las ferias de verano de La Rioja.

La disputa entre unos niños y otros subió de tono y a los pocos minutos aparecieron los adultos de cada una de las familias. Según testigos presenciales, tras discutir acaloradamente, llegaron incluso a las manos. Augusto Ibáñez Pérez, que ya sufría problemas del corazón, se acercó hasta la plaza donde se estaba produciendo la trifulca. Al ver el enfrentamiento, en el que estaban participando algunos de sus hijos, sufrió un infarto.

Los familiares de Titín llamaron rápidamente al 112. Una ambulancia de este servicio acudió a Tricio e intentó durante 30 minutos reanimar, sin éxito, al fallecido. Pasado este tiempo, certificaron la muerte natural de Augusto Ibáñez Pérez. También acudió a Tricio una pareja de la Guardia Civil, que sin embargo, no emitió ningún parte ya que la muerte se produjo por causas naturales.

Posteriormente, el cuerpo de Augusto Ibáñez Pérez fue velado en su domicilio, situado en una calle cercana a la plaza. La inesperada noticia sorprendió a muchos amigos de la familia, que se acercaron al pueblo al conocer las primeras informaciones sobre el deceso. A lo largo de la tarde y de la noche, otros amigos y conocidos del fallecido también acudieron a la vivienda para ofrecer sus condolencias. Entre otros, acompañaron a la familia el alcalde de Tricio, Carlos Benito, y concejales de la Corporación municipal.

El funeral y misa por Titín se celebrarán esta tarde, a las 16.30 horas, en la iglesia parroquial San Miguel de Tricio. La conducción tendrá lugar a continuación. El pelotari, que fue campeón de España de aficionados, será enterrado en el cementerio de la localidad. Augusto Ibáñez Pérez deja mujer, un hermano, cinco hijos y siete nietos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos