Que no pare la fiesta

Varea celebró ayer San Cosme y San Damián y en octubre llega El Pilar

I. GARCÍA
Divina López fue la encargada de prender la mecha. /DÍAZ URIEL/
Divina López fue la encargada de prender la mecha. /DÍAZ URIEL

Aunque las fiestas grandes de Varea son a principios de octubre en honor a la Virgen de El Pilar, los habitantes del barrio tuvieron la oportunidad ayer de ir abriendo boca con la festividad de San Cosme y San Damián.

Al mediodía se lanzó el cohete que dio inicio a los actos, ante la mirada atenta de unos niños desde el patio del colegio, que a gritos de «¿Queremos salir!, pedían que les dejasen un tiempo de descanso para poder disfrutar del lanzamiento.

Posteriormente, se llevó a cabo una misa con ofrenda de flores a los patronos. La tarde ya contó con la presencia de todos los niños en la calle, para los que se montó un pequeño parque infantil formado por hinchables y el tragantúa.

A continuación, se ofreció a todos los vecinos una rica chocolatada para endulzar las fiestas. Para finalizar los actos, una discoteca móvil amenizó las últimas horas del día y, antes de cenar, ya se habían puesto fin a todos los actos festivos en honor a los patronos del barrio.

Un día corto pero intenso, ideal para ir preparándose para las fiestas realmente importantes, que serán las dedicadas a la Virgen de El Pilar, entre los días 11 y 14 de octubre.

Los actos previstos para El Pilar son muy variados. Desde que se lanza el cohete el primer día, comienzan cuatro jornadas llenas de actividades para todos los públicos. Los niños podrán disfrutar a diario de parques infantiles, las noches estarán preparadas para los más jóvenes con la discoteca móvil abierta hasta altas horas de la madrugada. Los más tradicionales también tienen sus actos, como la misa o el Rosario de la Aurora.

Unas fiestas que, por primera vez, estarán organizadas por la Asociación de Vecinos del barrio, que se ha visto obligada a recortar el presupuesto dedicado a las fiestas, «aunque serán igual de intensas que en años anteriores», dice la presidenta, Lina Sarramián.

Los habitantes de Varea tienen todavía unos días de descanso para prepararse para disfrutar al máximo de las fiestas de octubre.