Las madres solteras cobrarán un 'cheque-bebé' de 3.500 euros

La ayuda de mil euros más que la inicial se extiende también a las familias numerosas y a aquellas que tengan hijos con problemas de discapacidad

EFE |MADRID
Las madres solteras cobrarán un 'cheque-bebé' de 3.500 euros

El pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad la moción pactada entre el PSOE y ERC para aumentar hasta los 3.500 euros la nueva prestación a la maternidad para los casos de familias monoparentales (como las madres solteras), las familias numerosas y los hijos nacidos con problemas con discapacidad.

A pesar del respaldo, todos los grupos de la oposición han criticado el carácter "electoralista" de la paga a las madres propuesta por el Gobierno y han exigido medidas para universalizar el acceso a las guarderías y para conciliar la vida familiar y laboral.

Además del incremento en mil euros de la ayuda inicial ofrecida por el Gobierno de 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo, la diputada Georgina Oliva, ha explicado que ERC ha pactado además con el Gobierno y el grupo socialista la exención fiscal de todos los incentivos y ayudas que estén vinculados al nacimiento de los hijos.

El PP ha dado su respaldo a la moción, si bien su diputada Lourdes Méndez ha calificado de "insuficiente" el apoyo a las familias numerosas por parte del Ejecutivo. Asimismo, ha censurado el carácter "electoralista" de la paga a las madres reclamando un incremento de todas las cuantías por hijo a cargo, por ejemplo hasta los 610 euros, cuando los ingresos anuales no sean superiores a los 12.000 euros.

Olaia Fernández (BNG) también ha ofrecido el respaldo del Grupo Mixto, si bien ha exigido al Ejecutivo garantías de universalización de las plazas de educación infantil de 0 a 3 años, así como "un más debate sosegado" de las medidas de apoyo a la familia, con el fin de evitar el "electoralismo".

Exención fiscal de las ayudas

En la moción aprobada hoy en el pleno se insta al Gobierno a "incrementar hasta mil euros" las prestaciones económicas para familias con hijos discapacitados, familias numerosas y monoparentales. También se pide aumentar hasta los 11.000 euros "el umbral mínimo de renta familiar en relación con las ayudas para familias sin recursos".

Igualmente, la iniciativa plantea coordinar con las autonomías la determinación de las circunstancias asociadas a las ayudas familiares", así como "la integración" de las políticas de la Seguridad Social con las autonómicas para "conseguir un mayor grado de eficacia en la consecución de los objetivos comunes, respetando las competencias de las Comunidades Autónomas".

Sus últimos tres puntos pretenden garantizar la exención fiscal de las ayudas, "impulsar" políticas tendentes a desarrollar la escolarización de niños de hasta tres años y "potenciar perspectiva de géneros en el diseño, aplicación y evaluación de las políticas familiares".

Tardá: "hay que socializar la riqueza"

El portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardá, ha hecho hincapié en que este acuerdo demuestra que "no hay ningún problema para entenderse con nosotros" cuando el Gobierno socialista hace "políticas socialdemócratas" y ha recordado que la relación "descarrila" cuando los socialistas "se derechizan" o tratan de "burlar" el Estatut. En su opinión, la economía pasa por un "período alcista" en el cual "la hucha está llena" y por ello "hay que socializar la riqueza".

Su compañera de grupo ha asegurado que ha logrado un "buen acuerdo" tras haber negociado "duramente" con el PSOE y con el Ministerio de Trabajo y ha recalcado que va a beneficiar a muchas familias que requieren especial atención y a aquellas con rentas más bajas.

Preguntada sobre si la contrapartida al pacto era la renuncia a su exigencia para que el "cheque-bebé" se aplique desde el 1 de enero en vez desde julio, ha insistido en que ERC seguirá intentando sacar adelante sus enmiendas, si bien "no siempre vamos a llegar a lo que nos gustaría".

Fotos

Vídeos