Naturhouse... La Rioja

El balonmano apuesta por la internacionalidad del nombre comunitario

M.G.
Jugadores, técnicos y directivos del Narturhouse posan con Félix Revuelta, Tomás Santos y Marcos Moreno. /JUSTO RODRÍGUEZ/
Jugadores, técnicos y directivos del Narturhouse posan con Félix Revuelta, Tomás Santos y Marcos Moreno. /JUSTO RODRÍGUEZ

Y por fin se desveló el secreto mejor guardado. Primero fue Naturhouse, empresa que suplía a Darien como mecenas del balonmano riojano; después, se pasó a conocer el club como Naturhouse Logroño. Erróneamente. Incluso en la Liga Asobal. Finalmente a la entidad le queda el nombre de la ciudad que le acoge en su denominación original, porque Logroño desaparece de la comercial. Nace el Naturhouse La Rioja.

La cita reunió a todos. Tomás Santos, alcalde de Logroño, acudió a un acto importante para su ciudad. Faltó Pedro Sanz por problemas de agenda, pero estuvo representado por Marcos Moreno, director general de deportes del Gobierno. Félix Revuelta, como es lógico, también disfrutó del inicio de una unión que se extenderá durante cinco temporadas y que no afectará sólo al balonmano. Quiere invertir en el deporte riojano y parece el hombre apropiado para proyectos futuros.

De cifras no se habló. No obstante, Santos mostró su voluntad decidida de aportar a los 300.000 euros municipales fijos otros 200.000 si el club entra en Copa del Rey y en Europa. Revuelta también establece objetivos. A él le interesa que el equipo juegue en Europa, a donde extiende su negocio. De ahí el uso de La Rioja, «un nombre más internacional que Logroño», según el propio Revuelta. Naturhouse fue exquisita en su presentación. Agradeció tanto a Pedro Sanz y a Tomás Santos, por este orden, su papel como «impulsores» de este acierto.

Exquisito y nostálgico resultó Tomás Santos. En tiempos en los que un partido sólo se acuerda del otro para criticar con dureza (en muchas ocasiones sólo por el hecho de criticar) tuvo la caballerosidad de reconocer el acierto del gobierno de Julio Revuelta de apostar por el balonmano y mostrar su respecto por el trabajo hecho, alabanzas que hizo extensivas a los miembros de la directiva del club. «Fue un acierto. Nosotros respetamos ese compromiso y lo queremos potenciar económicamente, pero depende del equipo. Se abrieron muchos frentes en busca de apoyos. Afortunadamente, en los primeros días de agosto me atreví a llamar a Félix y molestarle en sus vacaciones. Jamás he encontrado una persona tan receptiva. Para nosotros es un honor que participe de este proyecto y que esté en Logroño, su tierra», indicó Santos.

Sea como fuere, el Ciudad de Logroño se garantiza un cifra (no oficial) que se sitúa en torno a los 1,8 millones de euros en cinco años. Cantidad fija. Al margen quedan los 300.00 euros anuales del Ayuntamiento (más objetivos) y otras tantos del Ejecutivo riojano... que podrían ser también más. Por otro lado, hay abiertas negociaciones con varias firmas más para cuadrar balances.

Fotos

Vídeos