INOCENTADA

Ayer, 28 de diciembre, todo me parecía una inocentada. Tal vez lo fuera. En el telediario sacaron una granja donde a los cerdos la granjera les ponía la banda sonora de 'Titanic' y les regalaba juguetes para que se entretuvieran y no se mordieran las colas. Al mismo tiempo en las redes, a falta quizá de entretenidos juguetes y una música adecuada, los líderes de Podemos no paraban de morderse las colas con saña... La inocentada más gorda la soltó Pablo Iglesias al pedir perdón públicamente. Desde lo del rey Juan Carlos y su «lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir» no se había visto nada semejante. A Juan Carlos ya sabemos cómo le fue. Después de aquello, su autoridad empezó a perder peso... Hoy de hecho es un 'exrey', que en inglés irónicamente suena igual que rayos equis. Iglesias (Pablo, no Julio) ha ido un poco más allá. En el vídeo que colgó ayer en Twitter no solo se limita al típico 'sorry', sino que encima se autoafea la conducta. «Perdón por haceros pasar esta vergüenza», dice a sus afiliados y simpatizantes bajo una empalagosa musiquilla de guitarra acústica.

En la enésima epístola de 'San Pablo' a los podemitas hay frases dignas de haber sido escritas por José Mota... O su guionista. A los políticos se les agradece la autocrítica. Pero esta es una inocentada muy poco inocente. Iglesias, que no tiene abuela, recurre a una 'de alquiler', la abuela de Podemos, para echarse flores. «Indiscutiblemente, Pablo Iglesias es el líder, él tiene la fuerza», desliza la buena mujer en mitad de su crítico discurso hacia los cabecillas de su partido. La frase suena al 'Vas bien Fidel' que un día se le ocurrió pronunciar a Camilo Cienfuegos y que Castro decidió explotar hasta el infinito, forjando en hierro el halago y colocando el letrero en plena plaza de la Revolución de La Habana bien alto, grande y visible. Lo malo de los animales políticos es que como la cabra tiran al monte, y hasta cuando se disculpan lo hacen a la mayor gloria de su nombre. Ayer, además del vídeo de Iglesias, por internet circulaban noticias reales con tintes de inocentada como esa que recordaba que un pedo había provocado un tiroteo con cuatro heridos en Valencia... Un simple pedo en Podemos podría causar hoy una catástrofe.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate