La nueva Kim Kardashian

Aún no se le ha ido el susto del cuerpo a Kim Kardashian a juzgar por su primera salida pública después del robo con violencia que sufrió en París el 3 de octubre. Se dejó ver en Los Ángeles en la noche del lunes junto a su mejor amigo, Jonathan Cheban. Demacrada, sin maquillar y con una sudadera a cuerpo entero, la única alegría era un helado que iba chupeteando junto a su colega.