larioja.com
Martes, 22 julio 2014
sol
Hoy 10 / 28 || Mañana 11 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Londres defiende la detención de David Miranda

MUNDO

Londres defiende la detención de David Miranda

El novio del reportero que divulgó documentos proporcionados por Snowden en 'The Guardian' fue retenido en Heathrow

21.08.13 - 00:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Las autoridades británicas defendieron ayer, ante la polémica suscitada, su postura respecto a la retención del brasileño relacionado con las filtraciones de documentos sobre el espionaje de EE UU, en el aeropuerto londinense de Heathrow, en el marco de la ley antiterrorista.

David Miranda fue retenido durante nueve horas -el máximo que permite la ley antiterrorista sin presentar cargos- e interrogado por seis agentes británicos que le decomisaron todos los dispositivos electrónicos que traía consigo. El brasileño, novio del reportero Glenn Greenwald que desde junio ha divulgado información y documentos proporcionados por el extécnico de la CIA Edward Snowden a través del diario 'The Guardian, hacía escala en Londres en su viaje de regreso a Río de Janeiro, tras recoger en Berlín archivos entregados por la documentalista Laura Poitras -colaboradora de Greenwald en el caso Snowden- y cuya naturaleza Miranda aseguró desconocer.

El joven, de 28 años, amenazó ayer con emprender acciones legales por su detención ilegal y para evitar la «inspección, copia, divulgación, distribución o interferencia» de la información que transportaba en esos aparatos electrónicos. Sin embargo, Greenwald se apresuró a asegurar al canal de televisión Globo, en Río de Janeiro, que «tenemos copias de todo y no dejaremos de publicar nada, pues es necesario informar a las sociedades sobre lo que está ocurriendo en el mundo».

El Ministerio británico de Interior defendió ayer la decisión tomada y la aplicación de la ley antiterrorista en este caso concreto, puesto que «si la Policía cree que un individuo está en posesión de información robada altamente sensible que podría ayudar al terrorismo, debe actuar». Así mismo, un portavoz oficial británico insistió en que «el Gobierno y la Policía tienen el deber de proteger a las personas y a la seguridad nacional» y esta ley «proporciona el marco para hacerlo». La Policía valoró su intervención y aplicación de esos poderes como «válida legalmente y a nivel de procedimiento», y aseguró que en el interrogatorio «estuvo presente un abogado».

La casa Blanca admitió haber sido informada previamente de la intención de retener a Miranda, no obstante, aseguró que no fue una exigencia que hubiese planteado al gabinete británico. El Ejecutivo de David Cameron se ha visto confrontado por el Gobierno de Brasil, que considera «injustificable» la detención sin cargos del brasileño.

El director del periódico 'The Guardian' por su parte, aprovechó el rotativo de ayer para destapar «uno de los momentos más extraños de la historia» del diario, cuando las autoridades de Londres contactaron con él solicitando «la entrega o la destrucción de todo el material» en el que trabajaban. «Ya se han divertido. Ahora queremos que nos entreguen esto» asegura que le dijo un «responsable muy importante del Gobierno que dijo representar la opinión del primer ministro».

En Tuenti
Londres defiende la detención de David Miranda
Glenn Greenwald con su pareja David Miranda, en el Aeropuerto Internacional de Río. :: R. MORAES / REUTERS
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.