larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 10 / 25 || Mañana 11 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Cada vez más riojanos incluyen a Cáritas como beneficiaria de sus herencias

LA RIOJA

Cada vez más riojanos incluyen a Cáritas como beneficiaria de sus herencias

Unas tierras y un piso en la Gran Vía, entre las últimas donaciones, a las que se suman 362.021 euros en tres años

20.04.13 - 00:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Pequeños ahorros o ahorros de una vida. Mucho o poco, pero cada vez hay más personas que deciden incluir a Cáritas de La Rioja dentro de los beneficiarios de sus herencias y legados. De hecho, en tres años (2009-2011) la entidad diocesana ha recibido por este concepto 362.021 euros, lo que representa el 13% del presupuesto de sus ingresos, pero además ha sido destinataria de bienes patrimoniales como terrenos o varios pisos, que en la actualidad o bien se destinan a servicios sociales de la propia Cáritas o se alquilan para invertir el dinero en su actividades de ayuda.

Esta fuente de ingresos, como explican en Cáritas de La Rioja, está resultando fundamental para dar continuidad a la labor de la entidad, que con la crisis está registrando máximos históricos de asistencias, lo que en la práctica se traduce en 60 atenciones nuevas diarias a través de los distintos servicios parroquiales de la región. «Hace unas semanas recibimos la llamada de una persona para anunciarnos su intención de donarnos unas tierras situadas en un municipio riojano, y a finales del año pasado nos dejaron en herencia un piso en la Gran Vía, aunque compartido con otras cuatro entidades sociales».

Son los últimos ejemplos que aporta el director de la entidad, Luis Lleyda, sin dar más detalles porque entiende que debe quedar en lo estrictamente privado, aunque también se refiere a un caso de un sacerdote fallecido y que dejó todos sus enseres particulares, incluido un ordenador y su coche de segunda mano.

La entidad ultima el balance de las últimas cuentas, todavía sin cerrar, pero a tenor de los últimos datos todo parece indicar que este tipo de muestras solidarias seguirán produciéndose. Salvo 15.388 euros en el 2006, hasta el 2009 el concepto de herencias y legados no tenía reflejo en la tabla de evolución de ingresos de Cáritas; sin embargo, ese año ya se aportaron 65.201, cifra que casi se triplicó en el 2010 (174.793) y que en el 2011 supuso un ingreso de 122.027 euros.

La entidad tiene en la actualidad cinco pisos en propiedad y ha ido vendiendo otros cuando el mercado lo permitía. Ahora vienen bien para desarrollar los programas asistenciales. Así, un piso de un particular del barrio logroñés de La Estrella se ha convertido en un piso utilizado como alojamiento de urgencia y otros inmuebles sirven ahora como punto de acogida para llevar a cabo talleres con jóvenes. «Los que están cumpliendo una función social los mantenemos, pero si se trata de una herencia compartida lo que hacemos es intentar venderlos», razona Ernesto Gordo. Hay personas que también ceden temporalmente sus casas para los servicios de la entidad.

En ocasiones las herencias se comparten con otras organizaciones como la Cocina Económica, Cruz Roja, Manos Unidas., y a veces con residencias de mayores que es donde pasan la última época de su vida y agradecen el cuidado de esa manera. Entre los ciudadanos que se acuerdan de esta institución en sus testamentos suele haber personas solas, vinculadas a la Iglesia, sin herederos legales, aunque también hay quien tiene familia y en algunos casos se comparte con ellos la herencia.

«50 euros en la calle»

El responsable de Cáritas de La Rioja, Luis Lleyda, vive con entusiasmo el espíritu solidario que ha avivado la crisis y que él corrobora a diario en primera persona: «El otro día me vino un señor en la calle para darme un billete de 50 euros, lo sacó de la cartera y me dijo: toma para los que no necesitan...», relata, pero los gestos son incontables y muchas veces espontáneos como los de aquellas personas que preparan comida y hacen la compra para llevarla a las parroquias. Lo más ejemplar, como precisa Lleyda, es cuando se da de lo poco que se tiene y de esto hay muchos ejemplos, afirma para añadir también un pretendido reconocimieto a los voluntarios: «no hay labor más gratificante. Los nuestros son ejemplares y eso que muchas veces también han pasado a ser usuarios de Cáritas».

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Miembros de Cáritas de La Rioja durante la celebración en enero de sus bodas de oro. :: DÍAZ URIEL
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.