larioja.com
Martes, 2 septiembre 2014
claros
Hoy 14 / 31 || Mañana 15 / 33 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Ser feminista no significa tener barba ni ser lesbiana»

ALEXANDRA SHEVCHENKO FUNDADORA DE FEMEN

«Ser feminista no significa tener barba ni ser lesbiana»

Las activistas del movimiento ucraniano utilizan sus cuerpos desnudos para denunciar el turismo sexual y la corrupción, defender el aborto o los derechos de los gays

31.03.13 - 00:25 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Alexandra Shevchenko es una de las fundadoras del movimiento feminista ucraniano FEMEN, que se ha hecho popular por las protestas de sus activistas con los pechos al aire, flores en el pelo y eslóganes pintados en su cuerpo. Han protestado ante la embajada de Irán en Kiev contra la ejecución de una mujer por adulterio, ante la de Turquía contra el turismo sexual, ante la KGB de Bielorrusia al grito de libertad para los presos políticos, frente al domicilio de Dominique Strauss-Kahn o en el Vaticano para reivindicar los derechos de los homosexuales. Shevchenko tiene 24 años y está licenciada en ciencias empresariales, en la especialidad de recursos humanos. Ahora dirige la célula de FEMEN que acaba de instalarse en Berlín.

- ¿Acaso el feminismo en Ucrania tiene un contenido diferente al extendido en otros países?

- En Ucrania sigue asustando la palabra feminismo. Así que en 2008 decidimos dar un giro y dejamos de proclamar que somos feministas. Decimos que nuestro movimiento es, simplemente, femenino. Y no porque estemos en contra del feminismo, sino porque creemos que es necesario renovar su imagen.

- ¿Piensan que el feminismo clásico está desfasado?

- No, pero esta sociedad machista ha convertido el feminismo en un estereotipo: mujeres poco menos que barbudas, deseosas de acabar con los hombres y que hacen el amor entre ellas. Y había que cambiar esa percepción. Una mujer atractiva, en minifalda, con tacones altos y bien maquillada no tiene por qué ser tonta. Se puede ser sexy, femenina y, al mismo tiempo, inteligente, activa, y sabedora de lo que pasa alrededor. Necesitábamos una nueva forma de llamar la atención.

- Tratan de provocar con sus manifestaciones en 'topless'.

- Sí, en 2008 comenzamos a emplear el 'topless' en las protestas. Y es que a la mujer, sobre todo si es joven y guapa, no se la quiere escuchar, aunque sí se desea contemplar su cuerpo desnudo. Así que decidimos utilizar nuestros cuerpos como reclamo. A esto lo llamamos 'sextremismo'. Creemos que el cuerpo femenino encierra un gran estímulo, un potencial enorme.

- ¿Es un arma?

- Exactamente, pero hay que ver quién maneja ese arma. Una cosa es que la manejen los hombres, utilizándola como mercancía en la industria de la publicidad o del sexo, como un electrodoméstico para tener la casa arreglada o una máquina de procrear. Así no somos dueñas de nuestro cuerpo. La sociedad pretende imponerte si te tienes que poner una minifalda o un burka, si tienes que abortar o no... Y eso no puede ser.

- ¿Cuál es entonces la opción?

- Pues conseguir arrebatar nuestro cuerpo a esa sociedad tan machista y que seamos nosotras las que le demos el uso que creamos conveniente. La mujer debe utilizar su sexualidad en su propio provecho y en el de la persona o personas que ella estime oportuno.

- Se proclaman contrarias a la prostitución, pero sus detractores en Rusia y Ucrania les acusan de exhibirse como prostitutas.

- Claro, la sociedad está acostumbrada a que un cuerpo de mujer desnudo aparezca en la cama, en un club nocturno o en una película porno, no habitualmente en una protesta. El hecho de que mi cuerpo desnudo se asocie con algo indecente no es culpa mía ni de mi cuerpo, sino de una sociedad que durante siglos ha relegado a la mujer a un papel determinado y en donde la desnudez se asocia con algo pecaminoso que debe manifestarse solo en determinados sitios. Yo deseo que mi cuerpo se pueda utilizar según mi propio albedrío y eso no significa que sea una puta. Por cierto, la cantidad de hombres que han pasado por mi vida es ínfima.

- Hay quienes piensan que si se ejerce legal y libremente, sin proxenetas, la prostitución es una forma legítima de ganarse la vida.

- Eso de que hay mujeres que libremente quieren dedicarse a la prostitución es un mito. Es una mentira monstruosa que utiliza la sociedad machista para tranquilizar su conciencia. La prostitución es una industria que no parte del deseo de la mujer de vender su cuerpo. Arranca más bien del deseo masculino de poseer a un ser humano mediante su adquisición y no necesariamente con el único objetivo de consumar un acto sexual, sino también con la idea de dominar, poner de manifiesto la desigualdad, delimitar quién es el dueño y quién el esclavo. La cuestión no es que hay mujeres que venden su cuerpo, sino que hay hombres que compran mujeres. Estamos en contra de la legalización de la prostitución y a favor de criminalizar a los clientes como hacen en Suecia.

- ¿Se cumplieron sus vaticinios de que la pasada Eurocopa en Ucrania se convertiría en un gran prostíbulo?

- Mucha gente fue a Ucrania para ver los partidos y de paso comprar sexo barato, pero nuestra campaña en contra hizo su efecto y logramos, al menos, que muchos burdeles dejaran de anunciarse en inglés.

- Utilizan la provocación como recurso. ¿No llegan a veces demasiado lejos? Me refiero a la cruz que una de sus compañeras aserró en Kiev y a la reciente acción en la catedral de Notre Dame, donde irrumpieron desnudas para celebrar la renuncia de Benedicto XVI.

- Aquella cruz fue instalada sin ningún tipo de autorización. Fueron unos tíos de los Cárpatos que aseguraban haber visto a la Virgen en el bosque y erigieron una cruz por su cuenta y riesgo. La cruz no tenía ningún valor histórico o artístico. En cuanto a París, no es verdad que el baño de oro de las campanas expuestas se deteriorase, ni tampoco que sufrieran daños físicos los encargados de seguridad. Al contrario, nuestras activistas fueron expulsadas brutalmente, las arrastraron sujetándolas por el cuello y a una de ellas le partieron un diente. La libertad para llevar a cabo protestas debe extenderse también a lugares como Notre Dame. Si Francia es un Estado laico, cualquier persona puede protestar contra la religión donde crea conveniente. Claro que es una provocación desnudarse en un templo, pero nuestras activistas protestan siempre de forma pacífica.

- ¿No tienen miedo de que un día alguien se extralimite en la reacción a sus protestas?

- Cualquier mujer teme cada día una reacción inadecuada de parte de un hombre o de la sociedad. Con este miedo viven todas las mujeres en el mundo. En París hemos recibido amenazas de muerte, pero hay que saber responder a las provocaciones usando el intelecto, no con brutalidad, no entrando al trapo. A la acción de Pussy Riot en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, Putin reaccionó como un toro ante el color rojo. Las ha metido en la cárcel para dos años y son madres. A nosotras nos han declarado en Rusia 'persona non grata' por salir en su defensa.

De Francia a Túnez

- ¿Creen de verdad que en Francia puede repetirse con FEMEN lo de Pussy Riot?

- Precisamente ahora en Francia se pretende acusar a FEMEN de los mismos delitos atribuidos a Pussy Riot. Y eso que se trata de un país europeo, democrático y civilizado.

- ¿Qué opinión les merece el encarcelamiento de la exministra Julia Timoshenko? (Ha sido condenada a 7 años de prisión por firmar unos acuerdos para importar gas de Rusia que perjudicaban a Ucrania).

- Timoshenko es un político como Yanukóvich (actual presidente), pero con faldas. Es como el resto de los políticos en Ucrania, igual de corrupta. Nunca se ha distinguido por defender los derechos de la mujer. Desde que está entre rejas no ha denunciado las terribles condiciones de nuestros centros penitenciarios: violencia, hacinamiento, falta de higiene. Vive en una celda individual con cuarto de baño, algo de lo que ningún otro recluso puede beneficiarse.

- ¿Los rusos y los ucranianos son especialmente machistas?

- La sociedad rusa y ucraniana son más machistas que las de otros países de Europa porque en la época soviética no tuvimos nuestra revolución feminista.

- ¿Tiene pareja?

- He tenido. Ahora me quiero concentrar en lo que hago y por eso dedico más tiempo a FEMEN. No estoy en contra de los hombres. Tuve parejas y tengo un buen recuerdo de ellas. Ahora tengo amigos y no son de los que pretenden tener una relación de dominación con respecto a mí, pero dedico más tiempo a mi actividad.

- ¿Quién les financia?

- La financiación de nuestro modesto presupuesto viene de donaciones desinteresadas que llegan a nuestras cuentas bancarias indicadas en nuestra página de Internet y también de la venta de nuestra tienda online, en donde se pueden adquirir camisetas, fotografías, carteles, nuestro logotipo...

El núcleo duro de FEMEN está formado por una treintena de activistas, pero el movimiento ya ha cuajado en Francia, Alemania, Brasil, Suiza, Holanda, Polonia, EE UU, Canadá, México, Italia y Túnez, aunque aquí, por lo que pueda pasar, todavía sin 'topless'.

En Tuenti
«Ser feminista  no significa tener barba ni ser lesbiana»
Protesta ante la Venus del Nilo. Una mujer fue violada por dos polícias en Túnez y encima acusada de «indecente». :: REUTERS
«Ser feminista  no significa tener barba ni ser lesbiana»
Alexandra Shevchenko sonríe mientras decoran su pecho en una acción en Viena. :: HEINZ-PETER BADER/REUTERS
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.