larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 8 / 13 || Mañana 7 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una haima entre las dunas

COMARCAS

Una haima entre las dunas

Florentino Rodríguez y Anun Blanco Calceatenses en Senegal

14.02.13 - 00:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Atraídos por el deseo de conocer otra cultura distinta, Florentino Rodríguez y Anun Blanco descubrieron en la segunda quincena de enero un país que, aunque es uno de los principales destinos turísticos de África oeste, dista mucho aún de recibir visitantes en masa: Senegal.
De hecho, vieron muy pocos estos calceatenses, que, dentro del continente africano, ya habían recalado anteriormente en Túnez y Kenia. «Pero Senegal no se parece en nada», explica Floren, que muestra en la pantalla de una cámara digital decenas de imágenes llenas de naturaleza, de gente embutida en coloridas indumentarias y de una forma de vida muy distinta a la de este otro lado, más simple y llena de gente humilde, pero no necesariamente más infeliz. «Ves muchas cosas que te impactan. Allí viven con nada, pero viven felices, mientras que aquí estamos todo el día quejándonos muchas veces por cosas sin importancia», cuenta el conocido hostelero calceatense.
Su llegada a Dakar les abrió las puertas de un país a cuya realidad empezaron a aproximarse en cuanto el circuito contratado comenzó a quemar kilómetros. «Enseguida empezamos a ver lo que es el país», dice. Pronto, también, pudieron experimentar la sensación del nómada, en las dunas del desierto, donde pasaron la noche en una haima, iluminados por una lámpara de carburo y obsequiados, fuera, por las sorprendentes luces del atardecer y del amanecer, y, con ellas, del colorido de la arena.
Uno de los lugares que más llamó la atención a Floren fue el lago Rosa, así llamado por el color que adquiere el agua por una bacteria que produce un pigmento rojo para resistir la alta concentración de sal. El sol hace el resto. También le gustó mucho la isla de Fadiouth, o de las Conchas, llamada así porque sus calles, y también las paredes de sus edificios, están cubiertas de conchas. Recuerda con agrado la ciudad de Saint Louis, la segunda más poblada del país, de la que cita su enorme mercado y el buen sabor de boca que le dejó el pescado que se captura en la zona, dentro de una comida que, por lo general, le gustó. Comer los dos, bien, les costaba entre 14 y 20 euros.
«Me traje una buena imagen de Senegal», cuenta. También de su gente y de la seguridad que respiró entre ella, salvo algún momento de cierto temor, como cuando pinchó el taxi en que viajaban y el conductor les dejó solos, «en mitad de la nada», mientras se iba a arreglar la rueda. Fue una anécdota, sin más.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Una haima entre las dunas
Floren y Anun, junto a una escultura en un antiguo mercado de esclavos, en la isla de Goree. :: L.R.
De sarao en sarao
Todas las fotos de los saraos riojanos
Visitas a Diario La Rioja
Visita de 2º de la ESO de Sagasta
Acuario
Disfruta del Acuario
Guggenheim
Entradas gratis para el Guggenheim
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.