larioja.com
Martes, 29 julio 2014
claros
Hoy 14 / 22 || Mañana 12 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El principio de la gran alianza

CLUB DE CATAS

El principio de la gran alianza

Vega Sicilia-Rothschild presentó los Macán para lomejordelvinoderioja: dos grandes vinos que harán historia

09.02.13 - 00:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El proyecto de Benjamin Rothschild -mayor accionista privado del mítico chateau Laffite- y Vega Sicilia en Rioja ya es realidad. Pablo Álvarez, consejero delegado del grupo bodeguero más prestigioso de España, y Javier Ausás, director técnico, presentaron el jueves por la noche en primicia para lomejordelvinoderioja.com el Macán y el Macán Clásico 2009, los dos vinos que sacarán al mercado en mes y medio y que, con el tiempo, harán historia en Rioja. La familia Álvarez adquirió Vega Sicilia en 1982: «No sabíamos nada de vino, pero queríamos hacer cosas y teníamos una bodega muy clásica con un gran prestigio que no sólo debíamos preservar sino mejorar», recordó Pablo Álvarez.
La primera decisión de calado la tomaron en 1986: «Decidimos crear Bodegas Alión, porque queríamos 'proteger' Vega Sicilia; con Alión hicimos vinos diferentes, más modernos, pioneros en su día». En el 2001, en Francia, Pablo Álvarez conversó con Benjamin de Rothschild y barajaron la posibilidad de hacer un proyecto conjunto en una alianza francoespañola inédita: «Pensamos en Rioja; en la gran región vitivinícola española, y así nació el proyecto».
La cata
Javier Ausás, director técnico de Vega Sicilia, propuso una cata con mensaje: la extraordinaria versatilidad del tempranillo en la añada 2009 en Toro (Pintia), Ribera (Alión) y Rioja (Macán). «El Duero es nuestro río e hicimos prospecciones de hasta dónde podíamos llegar con el viñedo y llegamos a la conclusión de que el límite es Toro». Pintia tiene los viñedos a 650 metros de altitud (San Román de Hornija), sobre una superficie de canto rodado, que multiplica el calor en verano, y un subsuelo arcilloso que conserva el agua del invierno y la va dosificando: «Nuestro vino intenta siempre ser el mejor que podemos hacer, lo que no quiere decir que sea el mejor; es decir, para nosotros la personalidad de la zona lo es todo, así que no aspiramos a elaborar Vega Sicilias en Toro», explicó el enólogo. «Pintia es un vino de exuberancia, con elegancia, pero con la rusticidad propia de la comarca». «Toro -agregó- tiene cuernos y no podemos obviar esa personalidad».
En la cata, el Pintia 2009 demuestra su poderío nada más caer en la copa. Elevada graduación (15), concentración y acidez. Un vino de Toro, por supuesto, pero con la marca de la casa: extraordinario equilibrio pese a los altos niveles de todo.
Javier Ausás está acostumbrado a sufrir en vendimias: «Toro permite una calidad estándar muy alta; Rioja es 'fácil' climatológicamente, pero Ribera es capaz de lo mejor y de lo peor». «En el 2008 las heladas nos destrozaron y sacrificamos un tercio de la cosecha de Alión», recordó. En la copa, el Alión 2009 muestra a primera vista la sutilidad y complejidad de los mejores Riberas, con una fuerte carga aromática a la que nunca podrá llegar Rioja por 'genética': «Es la versión 'civilizada' del Pintia», describió gráficamente Ausás.
Rioja
Rothschild-Vega Sicilia lleva comprando viñedo en la Sonsierra desde el año 2002. Ha reunido 75 hectáreas ya plantadas y otras 15 de tierra en las que hincará su propia selección clonal. El proyecto se inició con gran discreción: «Pensábamos que iba a ser más difícil reunir los viñedos; estamos muy satisfechos, con cuatro muy buenas añadas ya en bodega y unos vinos que nos han sorprendido», explicó Álvarez. «De momento, elaboramos 120.000 botellas y la idea es tener siempre 85 hectáreas en producción para estabilizarnos sobre las 300.000 botellas».
Rothschild-Vega Sicilia es consciente de que no ha hecho más que comenzar: «Hacer un gran vino cuesta toda una vida y acabamos de llegar a Rioja». Pero los Macán, como todo el proyecto, ya apuntan. Serán grandes. Macán Clásico 2009 es el segundo vino, que sólo habrá en las añadas en que toda la producción no sirva para el primero. «Sabíamos que íbamos a estar en el centro del foco y tenemos un 'supersegundo' vino», avanzó Ausás. Trago largo, fresco -frente a la 'continentalidad' de Toro y Ribera Vega Sicilia explota la frescura y 'atlanticidad' de la Sonsierra- y una elegancia a la que difícilmente puede llegar Ribera.
El Macán 2009 es la punta de lanza: el vino que quiere identificar el proyecto Rothschild-Vega Sicilia. No tan fácil como su 'hermano pequeño', ofrece más mineralidad del suelo arcillo calcáreo y, sobre todo, profundidad: «No pretendemos un pseudopintia o un pseudoalión, sino hacer un gran vino de Rioja». «A eso hemos venido aquí», insistió Ausás. «¿Cómo describiría estos vinos?, pues sobre Macán Clásico te diría, tómatelo ahora y, sobre Macán te diría, guárdalo», concluyó.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El principio de la gran alianza
Javier Ausás se dirige a los asistentes a la cata de lomejordelvinoderioja.com con Pablo Álvarez a su lado. :: DÍAZ URIEL
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.