larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 4 / 14 || Mañana 8 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«El 'Cachetero' era un mito para mi padre»

REGIÓN

«El 'Cachetero' era un mito para mi padre»

La familia de Miguel Delibes confiesa su tristeza por el adiós del castizo establecimiento

30.12.12 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Cualquier viaje que emprendiera mi padre en dirección al este de la Península Ibérica debía incluir por norma una parada en Logroño, ajustando el horario de tal modo que coincidiera con la hora de comer y por lo tanto tuviéramos que quedarnos a comer en el 'Cachetero'». Germán Delibes emplea un castellano tan puro y transparente como el que hizo célebre a su padre, el escritor Miguel Delibes, uno de los clientes de la popular casa de comidas hoy en trance de desaparición.
Germán confiesa que la noticia de que el 'Cachetero' se despide le ha dejado «helado»; aunque no tanto, imagina, como a su progenitor, a quien sospecha que el cierre del restaurante «le hubiera provocado una pena más que notable». «Y eso que mi padre no era nada glotón ni sibarita, pero el 'Cachetero' era para él un lugar mítico y nos contagió esa pasión a toda su familia».
De la predilección del autor de 'Los santos inocentes' por el 'Cachetero' dan fe unas cuantas anécdotas familiares que Germán desgrana complacido; pero, sobre todo, destaca esa costumbre inalterable que su padre mantuvo de parar en Logroño a comer aunque fuera a costa de dar un largo rodeo. A veces, entre protestas de hijos y nietos, que no entendían que para ir hacia Valladolid hubiera que pasar inevitablemente por La Rioja. «Cuando se preparaba el viaje», rememora Germán, «él ya imponía ese criterio y a veces en broma sus hijos o Ramón García, su biógrafo, que viajaba a menudo con él, le proponíamos un trayecto alternativo pero mi padre no transigía: había que parar en el 'Cachetero'».
Y una vez aposentado ya en el establecimiento de la calle Laurel, el rito proseguía con una liturgia mil veces repetida: «Había que comer menestra», explica su hijo. «Siempre menestra. Cuántas veces le habremos escuchado a nuestro padre un día cualquiera de verano quedarse un segundo pensativo y soltarnos luego, de repente: 'Ah, lo que daría yo por comerme ahora una menestra en el 'Cachetero'». «Y tenía mérito aquel comentario», prosigue Germán, «porque ya digo que era bastante despegado para las cosas de comer». «El 'Cachetero' era para mi padre como un mito», recalca.
La comida mantenía también una serie de pautas que Delibes observaba meticuloso. Por ejemplo, la tradición de ocuparse él personalmente de pedir la comanda para el resto de la familia. «Nos comentaba qué era lo mejor en cada temporada y luego nos iba diciendo: 'Tienes que pedir esto o aquello, de segundo elige tal o cual plato, de postre está muy rico esto otro'. Como si se supiera la carta casi de memoria». También se ocupaba el llorado escritor de reservar unos minutos en cada visita al 'Cachetero' para departir con la familia propietaria, los Arechinolaza-Sábado. «Se trataban con mucha familiaridad, yo diría que hasta con cariño, se notaba que mi padre había sido atendido allí por al menos un par de generaciones de propietarios».
En resumen: que el cierre significa para los Delibes una pérdida irreparable. Al menos, a Germán le consuela saber que la carta del 'Cachetero' seguirá funcionando en el vecino bar de tapas («Imagino que será algo más moderno, ¿no?»), de modo que el adiós no resulte definitivo. «Es que el 'Cachetero' formaba parte del mundo de mi padre. Tanto es así que cuando viajaba hacia Logroño con alguien que no había comido allí le decía: 'Ven, que te voy a llevar al mejor restaurante de España'».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«El 'Cachetero' era un mito para mi padre»
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.