larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 10 / 20 || Mañana 9 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Gestapo controla Agoncillo

SOCIEDAD

La Gestapo controla Agoncillo

La oficina en Logroño del Partido Nazi y la Gestapo se hallaba en el actual Muro del Carmen, 1 - 3º

23.12.12 - 00:17 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Franz Lubs había llegado a Logroño en 1937 como ingeniero especialista de la Legión Cóndor, pero al finalizar la contienda fratricida y estallar, sin solución de continuidad, la II Guerra Mundial, se instaló definitivamente en la capital riojana. En los primeros años de la Guerra Civil el ingeniero residió entre el Hotel Comercio, en pleno Espolón, y una pensión -menos onerosa-, situada en General Mola (actual Portales), junto al palacio de los Chapiteles.
Los documentos reservados de la inteligencia británica, que cita el libro 'War Zone', confirman que Lubs era el jefe de la Gestapo en Logroño. El técnico alemán había pasado largas temporadas en León, donde «vivió con la familia Pallarés -vinculada al comercio textil de la ciudad- durante la Guerra Civil española y parece que reclutó al más joven de los hijos». Abunda el informe secreto que en la capital leonesa el técnico de la Heinkel era conocido como «Paquito Lubs».
También informa el Foreing Office sobre Lubs, que trabaja en la Maestranza Aérea de Logroño y en la 4ª Región Aérea en Zaragoza «como un operario especializado», que es «el jefe político de la Maestranza» y que atesora una «considerable influencia política con la Policía española».
En uniforme de las SS
Incluso, el espía germano posee «un equipo de transmisiones» y «está armado con un revólver automático Walter 765». «Visita constantemente la embajada alemana en Madrid -prosigue el documento desclasificado- y el consulado alemán en Bilbao. En Bilbao lleva lleva el uniforme de las SS en el hotel. Su contacto principal en Madrid es Oberst Schintzer y en Bilbao R. Konnecke».
Está claro que el documento de la inteligencia británica se refiere a Rolf Konnecke, agregado en el consulado alemán en Bilbao, miembro de las SS y agente de la Gestapo en Logroño, Burgos y Vizcaya; además, jugó un papel relevante en Barcelona. Más adelante, habrá noticias de Konnecke relacionadas con La Rioja.
Otro de los alemanes a los que Londres vincula a la Maestranza Aérea de Logroño es un tal Müller, del que «se cree que trabaja para la Gestapo» y «que llegó a España a finales de 1939 como traductor de la oficina técnica» de las Maestranzas de Logroño y Zaragoza.
Traductor con avión oficial
En efecto, se trata de Otto Oskar Müller, que se hospedó en el Hotel París (aledaño al Comercio), en el Espolón logroñés. Tras unas vacaciones en Alemania, regresó junto a su esposa, Mercedes Müller, y ambos residían en la travesía Primo de Rivera, letra A, muy cerca de la plaza de toros de La Manzanera. Persona de «considerables recursos» -pues «oficialmente gana 700 pesetas al mes pero gasta una fortuna»-, Müller goza de «un avión siempre a su disposición para viajar de ida y vuelta a Zaragoza».
En Angoncillo tenía su base una potente flota de aviones que, bajo la tapadera de trabajar para el 'Servicio Meteorológico', controlaba, como confirmó décadas después el piloto José Luis Milá, el espacio aéreo del noreste peninsular. Y no sólo espiaban en favor del III Reich, pese a que España era un país hipotéticamente neutral, sino que también estos aparatos trasladaban oficiales a la Francia ocupada y allí era también revisados sus motores.
En realidad, los únicos españoles que formaban la tripulación eran el piloto y, en algún caso, el fotógrafo; el resto eran alemanes.
Otra de las misiones encomendadas al aeródromo riojano consistía en fotografiar desde el aire objetivos concretos, confeccionar mapas aéreos con las instantáneas y llevarlas al otro lado de los Pirineos en los aparatos que despegaban de Agoncillo. Además, los alumnos que estudiaban en la Maestranza Aérea eran estupendos ayudantes para reparar aquellos aviones alemanes que sufrían averías o eran alcanzados por el fuego enemigo y, también, colaborando con los técnicos germanos a la hora de inspeccionar y espiar los aparatos aliados que caían en tierra española.
L os servicios secretos del III Reich aprovecharon la infraestructura urdida por la Legión Cóndor durante la Guerra Civil para controlar la Península Ibérica. No en vano, en 1940 España se postulaba como un territorio afín a los intereses de Hitler y con una situación geoestratégica envidiable, pues desde sus bases aéreas podían ser controlados los movimientos de la aviación aliada, tanto en el sur del Viejo Continente como en el Norte de África. Como ya adelantamos en nuestro primer capítulo, tras el acuerdo aéreo Madrid-Berlín -con el logroñés González Gallarza como maestro de ceremonias-, el aeródromo de Agoncillo se convirtió en pieza clave para la Luftwaffe. Bajo la dirección oculta del ingeniero de Lübeck Franz Lubs, especialista de la firma 'Heinkel', a la base riojana se le asignaron diferentes roles, a cual más importante: espionaje aéreo, servicio de cartografía, taller de reparación y contraespionaje industrial y militar, además de control de agentes alemanes y españoles.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La Gestapo controla Agoncillo
Avión espía. Bajo la apariencia del Servicio Meteorológico, el bombero Heinkel He 111 realizaba labores de espionaje para el Ejército nazi. Aeródromo de Agoncillo, 1940. ::FOTO ESTEBAN CHAPRESTO (CEDIDA POR CÁMARA OSCURA)
La Gestapo controla Agoncillo
Sede de la Gestapo. Franz Lubs dirigía la oficina del Partido Nazi y, en secreto, la de la Gestapo, situada en Muro del Carmen, 10 - 3º (actual nº 1), justo enfrente de donde hoy se ubica la estatua en honor a Sagasta. :: ARCHIVO JERÓNIMO JIMÉNEZ
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.