larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 8 / 19 || Mañana 8 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Aznar aboga por un pacto social que frene la «peligrosa destrucción» de las clases medias

REGIÓN

Aznar aboga por un pacto social que frene la «peligrosa destrucción» de las clases medias

El expresidente del Gobierno llama a «rearmar» el aparato productivo del país con un proceso reformista «agudo y rápido»

18.12.12 - 00:26 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Me preocupa el peligroso proceso de destrucción de las clases medias, porque ellas son la base de la estabilidad social e institucional de un país». El expresidente del Gobierno, José María Aznar, expresó ayer en Logroño con esta confesión su inquietud por la «penalización» que a su juicio está padeciendo un colectivo cuya reactivación requiere «rearmar» el aparato productivo a través de un nuevo pacto social que supere la actual coyuntura. Una fórmula que, para el también presidente de la fundación FAES, pasa por un proceso reformista «agudo y rápido». «Aunque no digo que lo que se está haciendo ahora no esté bien encaminado», precisó.
Aznar ofreció estas reflexiones en el marco de la presentación de su libro 'Memorias I' en un abarrotado -y entregado- Círculo Logroñés donde, en compañía del presidente regional, Pedro Sanz, repasó parte de los contenidos de la obra y aportó su perspectiva sobre asuntos medulares de la actualidad. Durante una intervención que viajó desde el recuerdo sentimental de sus inicios políticos en Logroño hasta titulares contundentes en asuntos candentes, el expresidente fijó en la derogación por parte de José Luis Rodríguez Zapatero de la Ley de Estabilidad Presupuestaria el «punto de no retorno» en la crisis y, sobre todo, la pérdida de confianza. «Recuperarla está siendo muy doloroso para los españoles que lo sufren», reconoció para ser tajante en cuanto al nuevo escenario que a su entender exigen las circunstancias. «Todos coincidimos en que disponemos de una Sanidad, una Educación y un sistema de pensiones excelentes pero, ¿cómo podemos financiarlo?», se preguntó como prólogo para concluir: «Como hasta ahora, no». En el debate sobre lo público y lo privado, se arrogó la voz de la mayoría social para asegurar que «la gente quiere un sistema de calidad y sostenible, y luego que lo llamen como quieran».
Aznar recordó aquí la difícil situación en la que él desembarcó en La Moncloa en 1996 -«también entonces recibimos una herencia catastrófica, aunque ahora lo es más todavía»- y abogó por «rehacer los deberes» y «recuperar la disciplina» como piezas angulares para recuperar el terreno perdido en una tarea donde, aseguró, el PP asume una responsabilidad vital «porque es el único partido en pie con fuerza» para acometer «lo que no se puede dejar de hacer». El autor de 'Memorias I' contrapuso esta estampa de su partido con «una izquierda desarticulada y en vías de desaparición» disgregada en «taifas socialistas» que con el paso del tiempo, y según su pronóstico, se reconvertirán en fuerzas locales nacionalistas.
La pérdida de la cohesión es otro de los males que aquejan al país, en palabras de un Aznar que defendió los límites de la descentralización en una Constitución que deja perniciosamente abierto el proceso. «Nosotros culminamos en su momento el estado autonómico», sentenció sosteniendo que tras el proceso acometido entonces asomaba la secesión. «Y esa línea se traspasó», lamentó censurando la falta de acuerdo entre los dos grandes partidos y las reformas «bastante discutibles» asumidas por el PSOE. «Lo que pasa hoy estaba escrito y se pone en riesgo los valores que garantizar un Estado al que ahora se desafía», agregó.
La cuestión terrorista hilvanada con episodios vividos en primera persona como el secuestro de Ortega Lara y el asesinato de Miguel Ángel Blanco dio pie a otro de los mensajes del expresidente. «Mientras tenga un hilo de voz buscaré puntos de encuentro, pero jamás permitiré que los verdugos se equiparen a las víctimas y que a los españoles les cuenten una historia que no existió», opinó para juzgar impensable que se pueda distinguir entre medios y fines «porque las ideas de esos sujetos son tan condenables como los medios». «La batalla contra ETA no puede ser por partes, sino frontal», concluyó.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.