larioja.com
Martes, 21 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 25 || Mañana 13 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El retiro de Rufus Wainwright

CULTURA

El retiro de Rufus Wainwright

El músico canadiense vuelve a España en lo que describe como «mi última gira de rock & roll»

08.12.12 - 00:24 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una visita de Rufus Wainwright a nuestro país siempre es motivo de alegría. El extrovertido cantante canadiense ha dado sobradas muestras de su capacidad para el espectáculo en ocasiones anteriores, y esta vez (ayer en San Sebastián y hoy en Madrid) vuelve preparado para que sus conciertos sean «una fiesta». «Mi madre murió hace un par de años e hice un álbum muy oscuro y triste ('Songs for Lulu') que presenté solo al piano, de una manera sobria y formal. Pero ahora el Rufus feliz está de vuelta y estas actuaciones son muy animadas, con un final bastante loco del que no quiero decir mucho. Solo que se verá pierna, mucha pierna», afirma con picardía. Hemos de creer su capacidad para la locura: en sus primeros conciertos en España, hace ocho años, acabó vestido con un bañador de lentejuelas, con una banda y una corona de miss y alitas a la espalda, travestido de un personaje al que llama «la belleza alada».
Tras el disco en homenaje a su madre y llevar al escenario 'Prima donna', una ópera de su autoría, Wainwright trae bajo el brazo 'Out of the game', un álbum de pop grabado con Mark Ronson, productor de -entre otros- Amy Winehouse. «Era mi último trabajo para la multinacional con la que siempre he grabado, así que por un lado pensé en darles lo que siempre han querido: un disco de pop que pueda ser un éxito comercial», explica. «Por otro lado, tengo 39 años (no 40 aún, 39) y pensé en hacer esto por última vez. Voy a escribir otra ópera, me interesa la música para cine y quiero pasar más tiempo con mi marido y mi hija, así que me dije que hacer una última gira de rock & roll sería divertido».
Para el músico, lo mejor de una gira de este tipo es el entretenimiento de una banda de ocho personas. «Te conviertes en una especie de troupe de gitanos o como 'La parada de los monstruos'. Además, me gusta poder pagar a la gente y darles trabajo, es parte del arte». Puede que este aviso de que es la «última vez» que vemos al Rufus pop no sea más que un acicate para vender entradas, pero no es descartable, dada la impresionante variedad de registros que ha demostrado el cantante.
Más proyectos
Para sus próximos proyectos, anuncia un disco de canciones en francés y otro con su hermana Martha, además de una nueva ópera, cuya acción se sitúa en el Imperio Romano. De la turbulenta puesta en marcha de la anterior, que incluyó críticas negativas y desencuentros con teatros y directores de orquesta, Wainwright dice haber aprendido mucho: «Una ópera es como el rock & roll de la música clásica, pero está todo tan medido que a la vez es todo lo contrario de una gira rockera. Preparar una ópera es la guerra. Tratar de estar a la altura de la historia de la música clásica europea supone meterte en un peligroso círculo vicioso, pero también hubo gente que apreció lo que hice».
Wainwright forma parte de una auténtica dinastía del folk. Sus padres, Loudon Wainwright y Kate McGarrigle, se han dedicado a la canción, igual que su hermana, la talentosa Martha Wainwright. El año pasado Rufus tuvo una hija con Lorca, hija de Leonard Cohen, que participó como vientre de alquiler. La duda es si habrá una nueva generación de artistas con Viva. «No lo descarto. Lo importante para mí es que no la veo mucho últimamente, pero estoy deseando que mi vida dé un cambio y poder pasar más tiempo con ella», añade.
Además de la paternidad, este verano Rufus Wainwright estrenó estado civil tras su boda con Jörn Weisbrodt, un gestor cultural alemán. «Ya llevamos juntos siete años, pero la verdad es que sí hay una diferencia cuando te casas. Ahora me siento más respaldado. Sobre todo en un caso como el mío, que viajo mucho y a veces me siento un poco perdido: sé que tengo una casa a la que volver. Por no decir que me he casado con un alemán, que son muy buenos amos de casa: les gusta cocinar, la jardinería... Son muy domésticos, y necesito eso, porque yo soy más... ¡español!», explica.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El retiro de Rufus Wainwright
Rufus Wainwright, durante una sesión de fotos. :: V. WILL / REUTERS
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.