larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 0 / 12 || Mañana 5 / 10 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Estoy aquí porque estudié en la escuela pública, como uno más»

LA RIOJA

«Estoy aquí porque estudié en la escuela pública, como uno más»

29.11.12 - 00:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ante las cargas que nos impone la sociedad o las autolimitaciones con las que nos castigamos, la fuerza del optimismo, la lucha por cambiar el discurso del 'no' por el del 'sí', la constancia, disciplina e ilusión. Son los mandatos que Pablo Pineda lanzó ayer en la Semana de la Discapacidad organizada por la Asociación de Minusválidos de Arnedo y Comarca (AMAC).
A base de «los tres pilares de la constancia, la disciplina y la virtud de la paciencia», Pablo Pineda ha roto con esas limitaciones y se ha convertido en el primer europeo con Síndrome de Down en finalizar una carrera universitaria: es diplomado en Magisterio y le restan unas pocas asignaturas para ser licenciado en Psicopedagogía. «Las personas discapacitadas tenemos que estar siempre demostrando, desde que te levantas hasta que te acuestas. Por eso, tienes que ser constante y no tirar la toalla y aspirar a que la sociedad cambie», destacó.
En ese anhelo, Pineda observa con preocupación la erosión de la crisis en lo logrado durante los últimos lustros, cuando España era un país pionero en la integración, en la educación impulsiva... «Hay que tener cuidado con los ajustes. Cualquier recorte que se haga es una vuelta atrás de todo lo que hemos hecho. Y no quiero que lo que hemos luchado se vuelva atrás con la excusa de la crisis... Hay que hacer lo posible para evitarlo», reclamó a quien tiene capacidad de decidir.
Siempre abogando por el 'sí', Pineda invitó a afrontar la crisis como un revulsivo. «Tenemos que reflexionar sobre lo que hemos hecho, cambiar lo malo y sacar soluciones. Porque algo nuevo tiene que surgir. Los cambios sociales son lentos, pero al menos tenemos que intentar lograrlo», animó ayer a los presentes.
En ese cambio social, una vez logrados a su juicio la integración en la educación o la cobertura de nuevas leyes, Pineda señaló los nuevos retos: la afectividad, la independencia y la inserción laboral de las personas con discapacidad. «Hay un talento que no sabemos que está y mucha gente que precisa una oportunidad», reclamó con la mirada puesta en las empresas, a quienes se dirige en su labor dentro de la Fundación Adecco. Para ello, este malagueño exige que se cumpla la Ley General de la Persona con Discapacidad y que las empresas contraten los porcentajes estipulados.
Concha de Plata en el 2009
Como ejemplo referente para todo el país, Pineda apuntó el taller especial de empleo en el calzado que promueve AMAC. «Es una gran salida, como puedan ser otras en la industria. Las empresas deben ser conscientes del talento existente», clamó. Y para formar ese talento, Pineda se mostró como un ferviente defensor de la educación pública. «Si yo estoy aquí es porque he sido educado en un centro público, lejos de centros especiales, sino como uno más con todos mis compañeros», aseveró.
Junto a ese motor, el de la familia. «El valor del esfuerzo, que está en la constancia, disciplina y la paciencia es fundamental. Mis padres me enseñaron una, dos... diez veces y, al final, aprendí. Por ello, a los padres que me piden consejo les pregunto que primero se respondan si tienen un hijo o un discapacitado, si quieren educarle o cuidarle... A partir de ahí empieza todo», apuntó.
A la espera de la comida de hermandad con baile que AMAC celebrará el sábado en el hotel Victoria, la Semana de la Discapacidad continúa esta tarde, a las 20.00 horas en la Casa de Cultura, con la proyección de 'Yo, también', la película por la que Pineda ganó la Concha de Plata del Festival de San Sebastián en el 2009. «Durante dos años la rechacé. Pero tras hacer una prueba y ver que era capaz de actuar y que me gustaba, me metí de lleno cuando supe cómo iban a tratar el tema, como nunca se había tocado», explicó. Tras aquella «magnífica experiencia», Pineda ha «colgado las botas» en el cine. «Eso sí, si me llama Elsa Pataky... ¡vuelvo!», bromeó.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.