larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 5 / 23 || Mañana 13 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una enmienda del PP facilita que Fomento dé un millón más a la gratuidad de la AP-68

LA RIOJA

Una enmienda del PP facilita que Fomento dé un millón más a la gratuidad de la AP-68

El cambio hará que la aportación de La Rioja al convenio se limite al 30% anual de un coste que ascendió en el 2011 a 4,4 milllones

28.11.12 - 00:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los viajes de ida y vuelta en el mismo día por el tramo riojano de la AP-68 no sólo seguirán siendo gratuitos a partir del 2013, sino que La Rioja verá reducida su aportación en el convenio con el Gobierno central por el cual se sufraga esta medida. Frente al reparto de cargas al 50% acordado hasta el momento, el desembolso del Ejecutivo regional se limitará desde el 1 de enero al 30% mientras el resto correrá a cargo de la otra parte. Ello será posible gracias al compromiso de que el Ministerio de Fomento aporte un millón de euros más el próximo ejercicio, que se materializará a través de la enmienda a los Presupuestos presentada el lunes, al límite de la finalización del plazo, por el Grupo Popular en el Senado.
Así lo confirmó ayer a Diario LA RIOJA el presidente autonómico, Pedro Sanz, tras su participación en el videochat organizado por larioja.com en el que, a preguntas de los internautas, avanzó al respecto: «Tenemos un convenio para que (la autopista) sea gratuita para los ciudadanos y va a ser más beneficiosa para las arcas riojanas». Concretamente, el gasto para financiar esta fórmula de gratuidad ascendió en el 2011 a un total de 4,4 millones, de los cuales cada administración cubrió la mitad. La cantidad extra comprometida por Fomento rebajará así sustancialmente la carga por parte del Gobierno riojano.
La noticia, conocida ayer, escribe el último capítulo (por ahora) de una polémica surgida a mediados del pasado mes, cuando el titular de Obras Públicas, Antonino Burgos, avanzó la supresión del acuerdo de gratuidad por razones de índole económica para ajustar el presupuesto. Apenas diez días después, y tras una oleada de críticas por el posible aumento de la siniestralidad en la N-232 que implicaría la decisión, el presidente enmendó las palabras de su consejero confiado en la «intuición» de que nada cambiaría tras las conversaciones abiertas con el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá. El jueves pasado, y en sede parlamentaria durante su intervención en el debate de las enmiendas a la totalidad de la oposición a las Cuentas regionales del 2013, se clarificó la cuestión al confirmar la medida tras las gestiones realizadas.
Al límite
La voluntad de Fomento de aumentar su aportación al convenio llega al límite del plazo de presentación de enmiendas a los Presupuestos Generales, y explica así la fecha fijada por Sanz para conocer el desenlace definitivo: el 1 de diciembre. Todo hace indicar que la aportación extra del Ministerio era una posibilidad contemplada previamente, pero que sólo cuando se avanzase en la elaboración de las Cuentas y las diferentes aportaciones podría cristalizar. Ha sido el Grupo Parlamentario Popular en el Senado el encargado de concretar esta opción a través de una enmienda (la 558) conceptuada como compensación a la concesionaria por las reducciones del peaje en las condiciones habituales.
Según explicó Pedro Sanz, la intención de su Gobierno es que la colaboración de Fomento no se quede ahí. Una vez confirmada no sólo la continuidad de la gratuidad en los viajes de ida y vuelta en el mismo día con vía T, el propósito del Ejecutivo para próximos ejercicios es que el Ministerio pueda ir aumentado paulatinamente el porcentaje de su desembolso y, por lo tanto, rebajando el que obliga a La Rioja. «Trabajaremos para que así sea», sostuvo haciendo valer lo conseguido ahora.
Además de una interpretación en clave económica y de infraestructuras, la enmienda presentada por el PP tiene también una lectura política e histórica. En opinión del presidente regional, el mantenimiento de la gratuidad refrenda la «coherencia» que a su entender ha mantenido el PP respecto al debate que ha envuelto en los últimos tiempos el futuro y la gestión de la AP-68. «Somos el único partido que nunca se ha comprometido a liberar la autopista, y sólo nosotros hemos implementado desde 1999 medidas para garantizar su viabilidad», afirmó afeando, por el contrario, «las constantes promesas incumplidas de PSOE y PR de dejarla libre». Arremetió aquí especialmente contra el anterior bipartito del Ayuntamiento de Logroño, que en el 2011 arguyó la «mala situación económica de Fomento» para defender que no se rescatara la vía ni aportara el Gobierno central entonces 700.000 euros.
Desde su punto de vista, las palabras tanto del primer edil, en aquel momento el socialista Tomás Santos, como del primer teniente de alcalde, Ángel Varea, evidencian el «interés partidista» que hubo en su momento en relación a las reiteradas promesas de dejar libre la autopista. «Cuando a algunos les toca gobernar justifican todo, pero cuando están en la oposición vale todo lo contrario», lamentó sin olvidar los reiterados compromisos de liberar la autopista que Zapatero realizó en sus mítines en la comunidad autónoma.
En Tuenti
Una enmienda del PP facilita que Fomento dé un millón más a la gratuidad de la AP-68
Un vehículo accede a la autopista AP-68 por el peaje de Logroño. :: MIGUEL HERREROS
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.