larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 5 / 10 || Mañana 3 / 9 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La arritmia más frecuente

EL ESPECIALISTA

La arritmia más frecuente

27.11.12 - 00:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La fibrilación auricular (FA) consiste en la pérdida del ritmo normal del corazón, llamado ritmo sinusal. Se altera la cadencia o regularidad del ritmo y la frecuencia cardiaca o número de latidos por minuto, que generalmente pasa a ser mucho más rápida (taquicardia). La causa más frecuente es la hipertensión arterial (HTA). También puede provocarla cualquier tipo de cardiopatía (valvular, isquémica, miocardiopatías, insuficiencia cardiaca), el consumo excesivo de alcohol, alteraciones hormonales (hipertiroidismo), y muchas veces la causa llega a ser desconocida o provocada transitoriamente por una situación de estrés.
Síntomas y diagnóstico
Existen 2 tipos de FA, la permanente o crónica en la que los pacientes tienen la arritmia de manera continua; y la paroxística, en la que el paciente presenta un ritmo sinusal normal y solamente en determinados momentos tienen crisis de arritmia que dura unos minutos u horas, y que, en ocasiones, precisa acudir a urgencias para controlarla.
Los síntomas son muy variados, desde pacientes que no tienen ninguna molestia y se detecta de manera fortuita en una revisión, a otros pacientes que notan palpitaciones, fatiga, ahogo, mareo. Hay algunas personas que las toleran peor y pueden presentar incluso insuficiencia cardiaca, poniendo de manifiesto una cardiopatía subyacente.
El diagnóstico se hace con un registro electrocardiográfico (ECG). Para estudiarla es necesario hacer la historia clínica, una analítica, un ecocardiograma (nos informa de si hay una cardiopatía y nos ayuda a decidir el tratamiento y la actitud) y a veces un 'holter' (ECG de 24 horas que informa del ritmo durante el día).
Complicaciones
La fibrilación auricular, con un tratamiento y control médico adecuados, tiene un pronóstico bueno y las complicaciones son poco frecuentes. No obstante, sin el tratamiento necesario hay una posible complicación que puede ser muy grave: la embolia. La FA se asienta en las aurículas, que son las cámaras del corazón que reciben la sangre y la introducen en los ventrículos para que la propulsen. A causa de la FA las aurículas dejan de contraerse. La sangre se remansa en su interior predisponiendo al sistema de la coagulación a activarse y a formar pequeños trombos (coágulos de sangre). Estos trombos pueden quedar adheridos a la pared auricular, pero otras veces son expulsados a la circulación, avanzando hasta ocluir una arteria y dejar un área de un órgano sin riego. Si este órgano es el cerebro provoca un ictus o accidente cerebrovascular que puede acarrear nefastas consecuencias para el paciente. Por este motivo, cuando existe riesgo embólico se debe iniciar un tratamiento anticoagulante.
Hay unas recomendaciones para los pacientes que tienen o han tenido esta arritmia. La primera es ser constante y riguroso en las pautas que le ha dado su médico, seguir las revisiones e informar de las incidencias. Si viaja, debe hacerlo con los comprimidos necesarios. Si es hipertenso, es fundamental controlar la HTA (las subidas de la tensión arterial pueden precipitar la arritmia). Si fuma, debe abandonarlo. El alcohol en exceso puede desencadenar la arritmia o dificultar su control, debe moderar o abandonar su consumo. También se deben restringir el consumo de bebidas estimulantes. Es conveniente evitar los sobreesfuerzos físicos intensos y prolongados: se aconseja realizar una actividad física habitual moderada.
El tipo de tratamiento depende de la edad, la severidad de los síntomas, el tiempo de evolución, el tipo de FA, la presencia o no de cardiopatía, la respuesta y tolerancia al tratamiento médico, la anatomía del corazón y el tamaño de las aurículas. El cardiólogo reuniendo todos estos datos debe valorar el tratamiento más adecuado para cada paciente. El tratamiento médico incluye tres tipos de fármacos: todos pueden tener efectos secundarios y deben ser estrictamente vigilados:
Anticoagulantes para prevenir la embolia. Son fármacos que impiden la formación de trombos en el interior de las aurículas y disminuyen de manera significativa la incidencia de embolias. Hasta hace 2-3 años solamente se disponía del Sintron®; recientemente han aparecido nuevos anticoagulantes (dabigatrán, rivaroxabán y apixabán). Si el riesgo embólico es muy bajo, puede ser suficiente la antiagregación. Se debe seleccionar el tratamiento adecuado, según el riesgo embólico y hemorrágico de cada paciente.
Fármacos que disminuyen la frecuencia cardiaca: betabloqueantes, antagonistas del calcio (evitarlos en insuficiencia cardiaca), digoxina, (especialmente si coexiste insuficiencia cardiaca).
Antiarrítmicos: tienden a mantener el ritmo sinusal normal del corazón, evitando las crisis de arritmia. Se deben seleccionar de manera cuidadosa para evitar complicaciones.
En determinados pacientes, a veces, es preciso realizar una cardioversión eléctrica, para restaurar el ritmo normal. Con una sedación profunda, se aplica con unas palas una descarga eléctrica controlada en el tórax. Tiene una eficacia superior al 90%, pero en pacientes con aurículas normales, que van a mantener el ritmo sinusal.
Cuando no hay respuesta a los antiarrítmicos y dependiendo de los datos clínicos puede ser necesaria la ablación con radiofrecuencia o la crioablación. Esta técnica se basa en que la fibrilación auricular nace cerca del drenaje de las venas pulmonares, y su aislamiento eléctrico evita nuevas crisis. Con un catéter se hacen cicatrices en la aurícula alrededor de estas venas. Es una técnica no exenta de riesgos y su éxito depende de la adecuada selección de los pacientes que van a responder a la terapia y a mantener luego el ritmo normal.
La FA ha sido durante mucho tiempo la gran abandonada de la cardiología. Su importancia ha sido entendida por la comunidad médica internacional, y hoy en día es la arritmia mas estudiada y en la que más se está innovando con nuevos fármacos y nuevas técnicas. En los congresos de las Sociedades Europea y Española de Cardiología de este año, se puede decir que ha sido uno de los temas más debatido.
El tratamiento varía de unos pacientes a otros, según sus características clínicas. Los médicos de familia, médicos de urgencia, médicos especialistas (neurólogos, cardiólogos y resto de especialistas) debemos trabajar juntos para dar a cada paciente el tratamiento óptimo que necesita.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.