larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 0 / 18 || Mañana 2 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«'Subprime' pasa como un vendaval y se digiere a los días, pero aporta mucha luz»

SOCIEDAD

«'Subprime' pasa como un vendaval y se digiere a los días, pero aporta mucha luz»

24.11.12 - 00:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cierra el cartel del 33 Festival de Teatro de Logroño una obra singular. A caballo entre teatro y cine; tan actual como premonitoria; tan real como desoladora, 'Subprime' nos acerca -a un ritmo trepidante y en clave de thriller- a la realidad de las altas finanzas y la crisis, a nuestra realidad.
La historia arranca con el empleado de una gasolinera de la empresa petrolífera más importante del país dirigiéndose a las oficinas del director general. Lleva consigo un vídeo grabado por la cámara de seguridad de la gasolinera, hace tan solo unas horas, en el que se puede ver al presidente del Gobierno en una situación muy comprometida.
«Cuando leí por primera vez la obra parecía un informe de WikiLeaks», comentaba ayer en Logroño su director, Ricardo Campelo. «Lo más terrible es que muestra la basura que nos gobierna, la gente que nos controla y nos desprecia».
El actor Pep Munné encarna al presidente de la petrolífera. Le describe como «una mezcla entre Truffaut, Rubalcaba y el Michel Douglas de 'Wall Street', pero con más encanto que todos ellos».
-Su personaje «es adorable pero es un cabrón» -según palabras de Campelo-. ¿Ha tomado a alguien como referente para este papel?
-No, pero los ves permanentemente. Lo que he hecho es profundizar en el texto e informarme mucho sobre todas las cuestiones económicas. El lenguaje es muy técnico y pensé que alejaría al público, pero no ha sido así porque la situación es muy clara.
-De hecho, su autor, Fernando Ramírez Baeza, es economista de profesión y escribe teatro como hobby. Ya en el 2008, cuando escribió 'Subprime', avanzó lo que ha terminado ocurriendo. ¿Es un iluminado, un adelantado?
-Trabajaba en las altas finanzas y sabía muy bien lo que estaba ocurriendo y lo que ocurriría, como lo sabían todos. Los políticos no, pero sí los que movían los hilos del mundo financiero, y siguieron apretando el grifo, y dando y dando. Y este autor lo escribió en ese momento con una gran lucidez, y encima sin demagogia y con personajes nada maniqueos, sino seres humanos, y eso es muy difícil.
-Entre vuestro público habrá gente de ese mundo financiero. ¿Cómo reacciona?
-Están encantados, son bastante cínicos e incluso se ríen mucho más porque entienden mejor ese lenguaje y se ven representados.
-Y quienes sufren las consecuencias de las 'subprimes', ¿no se indignan?
-Sí, claro, pero ríen también porque la obra es hilarante. Además pasa como un vendaval, como si te atracaras de comida y es a los dos días cuando empiezas a digerirla, a pensar en ella. Pero aporta mucha luz, mucha.
-Una gran apuesta de este montaje es la inclusión del lenguaje cinematográfico en el teatral.
-Pero no es nada forzado sino necesario. Hay un vídeo grabado por las cámaras de seguridad y que desencadena todo. En mi despacho y sala de conferencias hay pantallas para ver televisión, para hablar con mi gente de seguridad, con mi hacker; hablo por videoconferencia; me hacen una entrevista en televisión; hay una persecución grabada en las calles... es como una película.
-Una historia de poder, política y corrupción... y sólo hay hombres.
-Ese es un mundo de hombres. Habrá alguna mujer, pero son las menos.
-Si fueran las más, ¿ese mundo sería tan...?
-... o más. La mujer que se mete no tiene escrúpulos. Acuérdate de Margaret Thatcher o de Esperanza Aguirre, son personajes finos. Pero en las altas finanzas son las menos, es un mundo muy masculino, incluso en el lenguaje, muy bruto.
-Asegura que esta obra le ha reconciliado con el teatro.
-Hubo un tiempo que yo trabajaba por pasión, pero últimamente lo hacía para comer porque la profesión está como está. Había perdido la fe en los autores españoles, pero cuando leí esta obra me encontré con un David Mamet español. 'Subprime' es el placer completo: estoy haciendo lo que quería hacer con mi compañía, con un autor de aquí y me pagan por ello. La obra tiene ese sentido por el que hemos decidido hacer teatro, es decir, contar lo que nos ocurre y que el público se reconozca y reconozca los problemas.
-Tiene, además, los ingredientes que dan sentido al teatro: actualidad, crítica y entretenimiento.
-Claro. El ejemplo más cercano es David Mamet. Y aquí la situación de nuestro país la escribió Ramírez Baeza en el 2008, y mucho de lo que cuenta está ocurriendo ahora.
-¿Y da pistas sobre el camino a seguir a partir de ahora?
-De eso nada. El teatro debe mostrar, no dar salidas ni hacer pedagogía. El público ya tiene... (se señala la cabeza) para decidir. El teatro es para destripar y ponerlo ahí, y para dar opciones, no soluciones.
En Tuenti
«'Subprime' pasa como un vendaval y se digiere a los días, pero aporta mucha luz»
El actor Pep Munné protagoniza 'Subprime'. :: SONIA TERCERO
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.