larioja.com
Lunes, 1 septiembre 2014
sol
Hoy 11 / 31 || Mañana 13 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El joven que intentó asesinar a su madrastra acepta casi 6 años de cárcel

REGIÓN

El joven que intentó asesinar a su madrastra acepta casi 6 años de cárcel

El acusado, en prisión desde el pasado mes de noviembre, cogió un ladrillo y al tiempo que le decía «lo siento, lo siento, pero tengo que matarte», le golpeó en la cabeza

13.09.12 - 00:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
No padece ningún trastorno mental, pero sí sufrió un episodio que a la Fiscalía, con los informes psicológicos en la mano, le ha servido para aplicar la atenuante de trastorno de control de impulsos, analógica a la circunstancia de anomalía psíquica, y rebajar así de diez a cinco años y nueve meses de cárcel la pena para el joven que intentó asesinar a su madrastra.
Una rebaja con la que el acusado se conformó, después de reconocer unos hechos que protagonizó el 22 de noviembre del 2011. Además, el procesado no podrá acercarse a menos de cien metros de su víctima, la misma que ha renunciado al cobro de cualquier indemnización.
De acuerdo con el relato de la Fiscalía, aquel 22 de noviembre, la víctima se encontraba sentada en el salón de la casa propiedad de esta en un municipio próximo a Logroño. Sobre las 17.30 horas, el acusado, A.G.G., cogió un ladrillo refractario que encontró junto a la chimenea de la cocina y «con el propósito de acabar con la vida de su madrastra» se dirigió a ella y al tiempo que le decía «lo siento, lo siento, pero tengo que matarte», le golpeó en la cabeza con el ladrillo.
Tras recibir el impacto, la mujer se giró conmocionada, momento que aprovechó el acusado para continuar golpeando a la mujer mientras le decía: «No te resistas, así será más rápido para los dos». De repente, el acusado dejó de golpear a su víctima, quien le pidió que reclamara ayuda y aunque el hijo de su marido fallecido le dijo que llamaría a una ambulancia, no lo hizo. Acto seguido, la mujer le pidió que le dejara marchar y éste le replicó que no, se fue de la vivienda y cerró con llave. De esta forma impedía que ella saliera de casa. A las cuatro horas regresó y proporcionó unos trapos a su madrastra para que taponara las heridas.
La mujer le preguntó por qué le había agredido y él contestó: «He oído algo que me dice que tengo que matarte, puedes elegir cómo morir: tomando pastillas o a golpes; yo prefiero no hacerte daño».
Acto seguido, el procesado dio a la mujer entre 20 y 30 pastillas tranquilizantes y antidepresivos, medicamentos que la mujer tomaba por prescripción facultativa, y le ordenó que las ingiriese. Ella simuló tragárselas, pero logró escupirlas sin que él se diera cuenta. En ese momento y como pensaba que su madrastra iba a morir le dijo: «No he llamado a ninguna ambulancia, quiero que los dos vayamos con papá, es lo mejor, primero irás tú y luego yo. Abriré un agujero en la finca para enterrarte, te cubriré con cal viva y luego me mataré».
Transcurrido un tiempo, añade la Fiscalía, el procesado ordenó a la mujer que tomará más pastillas, se metió al dormitorio, pidió un café al procesado y cuando el joven regresó con dos tazas, echó varias pastillas al café que se tomó él. Minutos después se quedó dormido, la mujer cogió el móvil y pidió ayuda. A las 2 horas del 23 de noviembre la Guardia Civil se dirigió a la vivienda de la mujer y detuvo al procesado.
En Tuenti
El joven que intentó asesinar a su madrastra acepta casi 6 años de cárcel
El acusado de intentar asesinar a su madrastra, ayer, en el banquillo en la Audiencia Provincial de Logroño. :: J.M.
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.