Carlos Villar Flor rescata una novela delirante y satírica con Logroño como capital de la república

B.B.LOGROÑO.

Hoy, a las 19.30 horas, en la librería Santos Ochoa de la calle Doctores Castroviejo tendrá lugar la presentación de la novela y varios relatos escritos por Carlos Villar Flor bajo el título 'Solo yo me salvo y otros relatos del tiempo sobrante'. Le acompañarán en la presentación su editor, Jesús Herrán, y el escritor Jesús Miguel Alonso Chávarri.

La novela, «una sátira sobre el futuro, tal como explica el propio autor para quien «es interesante saber qué tipo de futuro vamos a dejar a nuestros hijos». Aquí surge la urdimbre de la novela donde el autor pone a los protagonistas en un Logroño que es la capital de la República de España en un futuro no muy lejano.

A partir de aquí el autor se pregunta ¿Qué España heredarán nuestros hijos? ¿Por qué derroteros irá la opinión pública española dentro de medio siglo? o ¿Cómo afectará a las generaciones venideras una educación cada vez más visual y menos humanista?

La acción, surrealista por momentos arranca un día a mediados del siglo XXI, en la República Tolerante de España, donde el nonagenario fraile Malaquías Winkle, que ha vivido recluido durante años, despierta acusado de no haber comparecido a la eutanasia reglamentaria a la que todo ciudadano se debe someter al llegar a los 71 años de edad.

La novela se acompaña de siete relatos publicados en orden inverso de extensión, en «los que conocemos los dilemas de un eterno opositor, asistimos a una película de la Disney, comprobamos la resistencia de un universitario a donar sangre, nos enzarzamos en debates metafísicos de tasca, nos solidarizamos con los esfuerzos del profeta Jonás por encontrar editor o presenciamos la angustia del pequeño empresario que quizá deba cerrar su negocio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos