La pantalla como escaparate

La tienda física complementa en muchas ocasiones a la oferta del comercio online. :: fernando díaz/
La tienda física complementa en muchas ocasiones a la oferta del comercio online. :: fernando díaz

La mitad de la población española ha realizado en el último año compras por internet

SERGIO MARTÍNEZ

La desconfianza era algo habitual en aquellos momentos en los que internet empezó a implantarse en todos nuestros hogares. Resultaba desconocida, y una de las principales barreras era la de la compra electrónica. Introducir la tarjeta de crédito en la página web o confiar en que el producto llegase a tu casa sin problemas eran cuestiones problemáticas. Sin embargo, ese momento ya se ha visto completamente superado y hoy en día el comercio electrónico no sólo se ha confirmado como una fórmula segura, rápida y fiable, sino que ofrece muchas más ventajas que ya aprecia toda la población.

La sensación de que las compras a través de internet crecen a un ritmo vertiginoso es innegable. Quién no ha adquirido algún producto en los últimos meses o conoce a alguien que lo haga de forma habitual. Pero por si fuera poco, las cifras confirman esa tendencia. Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2017 la mitad de los españoles hicieron alguna compra poner internet. De esos 19 millones de personas, además, la mayoría ha realizado compras en el último mes, algo que habla de que el método no es algo puntual, sino cotidiano.

Todas las empresas han tenido que adaptarse a estos nuevos hábitos de consumo y las posibilidades que ofrece la red, tal y como explica Raúl del Río, gerente de Media Markt Logroño: «Año a año hemos ido mejorando nuestros servicios, poniendo al cliente en el centro y aprendiendo sobre cómo prefiere comprar». El cambio de paradigma es evidente, duplicándose en todo el país el número de personas que compran a través de internet en apenas cinco años.

Las estadísticas hablan de que aquellos españoles que utilizan el comercio electrónico realizan de media 16 compras al año, alcanzando los 1.000 euros de gasto entre todas ellas. Según el INE, las que más compran son las personas entre 25 y 34 años, principalmente de capitales de provincia o grandes municipios, y en hogares de cuatro miembros. Los perfiles, sin embargo, son bastante heterogéneos al no existir grandes diferencias de consumo entre las distintas categorías demográficas.

Internet es un gran escaparate, pero todavía nos cuesta entender el comercio sin un referente físico, una tienda en la que conocer de primera mano o asesorarte. En la mezcla está la clave. «Ahora nos encontramos con un perfil de cliente omnicanal, que utiliza todos los canales de compra a su disposición. La tienda física fortalece y complementa a la online. Es importante aunar las ventajas de ambos mundos», apunta Raúl del Río.

Algunos de los motivos principales que llevan a los consumidores a comprar a través de internet son la comodidad, las promociones y ofertas y el ahorro de tiempo. Factores decisivos que responden tanto a las necesidades de nuestro día a día como a las posibilidades que la red ofrece. De aquella desconfianza inicial se ha pasado a una relación cada vez más estrecha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos