El nuevo negocio detrás del transporte del futuro

Coches que se conducen solos, coches compartidos, coches voladores… La industria del automóvil trabaja en proyectos que les permitan generar beneficios más allá de la fabricación de vehículos

EDURNE MARTÍENSEnviada Especial a Montreal (Canadá)

Los coches híbridos y eléctricos son ya una realidad en las ciudades españolas. El 'carsharing' (coche compartido) es una tendencia al alza en muchas capitales europeas como Berlín o Copenhague como una forma más de economía colaborativa. Los coches autónomos tardarán más en implantarse por la gran cantidad de pruebas que tienen que realizarse, pero la tecnología ya existe. Y la posibilidad de no conducir mientras se viaja abre un nuevo mundo de posibilidades a los fabricantes con la integración de redes sociales y programas de entretenimiento al volante en una conectividad máxima entre conductor y vehículo.

La industria del automóvil y el sector del transporte han evolucionado mucho en los últimos 10 años, “pero también en los últimos 100”, tal y como incidió Florent Menegaux, director general ejecutivo de Michelin durante el congreso Movin'On organizado por la compañía, en esta ocasión en Montreal (Canadá).

Apertura del congreso por parte de Jean-Dominique Senard, CEO de Michelin, y el alcalde de Montreal, Denis Coderre.Apertura del congreso por parte de Jean-Dominique Senard, CEO de Michelin, y el alcalde de Montreal, Denis Coderre. / E. Martínez

La movilidad es un sector que no para de avanzar siempre impulsado por la tecnología. Desde que en 1885 se creara el primer vehículo por motor de combustión interna con gasolina, hasta los eléctricos y autónomos de hoy en día solo han pasado 132 años. En el próximo siglo se vivirá una revolución similar, basada -según los expertos- en el cuidado del medio ambiente y la conectividad. Florent Menegaux, director ejecutivo de Michelin, explica a este diario que el cliente “solo va a pagar por lo que necesite”, por lo que es necesario conocer bien al cliente y adelantarse a la demanda.

«La gente solo pagará por lo que necesite, hay que conocer bien al cliente» Florent Menegaux, director ejecutivo de Michelin

En ese contexto, la apuesta de cada agente de la industria del automóvil es diferente. Grandes fabricantes como BMW apuestan por el coche compartido y eléctrico. “La movilidad sostenible no es una opción, es el futuro”, afirmó Andreas Klugescheid, experto de la compañía, durante una de las ponencias del congreso Movin’On. Señaló que en BMW ya cuentan con 85.000 usuarios de su servicio de ‘carsharing’ en once ciudades del mundo y con 5.000 coches de flota. “Los usuarios no quieren tener coche propio pero necesitan una mayor movilidad, sabemos que los vehículos autónomos harán que el transporte sea más barato para ellos”, reflexionó.

Su compañera de ponencia, Katherine Fjendbo, explicó que la mayoría de los coches en Europa tienen más de 10 años y están aparcados 23 horas al día de media, por lo que “hay que intentar que la gente no se compre un primer coche”. “Es necesario cambiar la idea de competición entre los distintos medios de transporte público en las ciudades”. Por ello en BMW trabajan en un programa conjunto de ‘carsharing’, autobuses y trenes en ciudades como Hamburgo y Copenhague.

Ruedas impresas en 3D

Por su parte, uno de los principales fabricantes de neumáticos del mundo, Michelin, apuesta por la reinvención de la rueda con su concepto 'Vision', un neumático impreso en 3D, inteligente, biodegradable y conectado que el usuario podrá cambiar -mejor dicho, imprimir- en cualquier estación de servicio en menos de media hora. Estos neumáticos, que no necesitan aire para sostener el vehículo, estarán fabricados a partir de materiales reciclados y serán biodegradables, en una clara apuesta por el cuidado del medio ambiente al que la compañía se comprometió recientemente.

El prototipo de la rueda impresa en 3D en la que trabaja Michelin.El prototipo de la rueda impresa en 3D en la que trabaja Michelin. / E. Martínez

Durante el congreso internacional de Montreal, el fabricante francés hizo público este proyecto, que se hará realidad “en 10 o 15 años” -según confirmó a este periódico el responsable de comunicación técnica de la empresa, Cyrille Roget- y con el que pretenden que los clientes puedan imprimir las ruedas de sus vehículos en menos de media hora.

«Las nuevas generaciones están acostumbradas a compartir como en RRSS, no les llamará la atención el 'carsharing'» Erik Grab, director de Innovación de Michelin

Erik Grab, director de Innovación de Michelin, revela a este diario que “una sola compañía o un solo país no pueden afrontar tantos retos”. Por tanto, en su opinión, ya que las grandes innovaciones de esta Era serán los coches autónomos y el ‘sharing’, grandes compañías tendrán que aunar esfuerzos. “Las nuevas generaciones están acostumbradas a compartir como en las redes sociales, para ellos será muy fácil el cambio de paradigma”, afirma Grab.

Fotos

Vídeos