Suspendidos catorce sacerdotes en Chile por conductas sexuales inapropiadas

Vista de una de la cúpulas de la catedral de Santiago reflejada en un edificio. /Efe
Vista de una de la cúpulas de la catedral de Santiago reflejada en un edificio. / Efe

La diócesis presentó la denuncia ante la Fiscalía tras enterarse de los hechos por los medios de comunicación

EUROPA PRESSMadrid

Un total de 14 sacerdotes del grupo religioso 'La Familia' de la ciudad chilena de Rancagua han sido suspendidos tras ser acusados de conductas sexuales inapropiadas, según ha informado el Obispado de la localidad en un comunicado.

«Se ha restringido de su ministerio sacerdotal a 14 sacerdotes (...) que han incurrido en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico», ha señalado el comunicado, según ha recogido la cadena Telesur. El obispo de Rancagua, Alejandro Goic, ha confirmado la suspensión y ha asegurado que no conocía los casos. Tras enterarse por los medios de comunicación ha informado de que la diócesis de la localidad presentó la denuncia contra los 14 sacerdotes ante la Fiscalía.

«A veces en broma uno escucha esas cosas, pero nunca tuve ninguna denuncia que me dijera que estaba ocurriendo», ha afirmado Goic, sin mencionar los nombres de los sacerdotes. «No contamos con antecedentes de que las acciones de los sacerdotes suspendidos sean constitutivas de delitos desde el punto de vista jurídico. Por ello, se está cotejando toda la información que se posee y las medidas pastorales que se adoptan tendrán relación con ello», ha aseverado.

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), el obispo Fernando Ramos, ha calificado los hechos como «inaceptables». «Creo que don Alejandro (Goic) ha hecho un acto de gran humildad de pedir perdón por la poca celeridad que tuvo, porque efectivamente hubo poca celeridad», ha afirmado, según ha recogido el diario local 'La Tercera'. Por su parte, la portavoz de La Moneda, Cecilia Pérez, ha asegurado que la situación es de «máxima gravedad (...), sobre todo por el voto de confianza que existe en la relación de un feligrés justamente con el sacerdote o su obispo».

Dimite el arzobispo australiano culpable de encubrir abusos a menores

El arzobispo australiano Philip Wilson ha presentado este miércoles su dimisión un día después de que un tribunal le declarara culpable de encubrir abusos sexuales a menores por parte de un sacerdote, lo que le convierte en el católico de mayor rango en el mundo en ser condenado por tal acusación. Wilson, de 67 años, es el arzobispo de la Iglesia Católica de Adelaide, la capital del estado de Australia del Sur.

El arzobispo, que se enfrenta a una pena de hasta dos años de prisión, ha señalado que ha tenido en cuenta las razones del tribunal para enjuiciarle a la hora de tomar la decisión. «Es apropiado que, a la luz de algunos hallazgos de su Señoría, me parte de mis obligaciones como arzobispo», ha asegurado en un comunicado enviado por correo electrónico a los medios de comunicación. Wilson fue acusado este martes de encubrir una ofensa gravemente procesable por otro sacerdote, James Fletcher, después de que fuera informado en 1976 cuando era asistente de un párroco en el estado de Nueva Gales del Sur.

El año pasado, Australia cerró una investigación de cinco años designada por el Gobierno sobre el abuso sexual infantil en iglesias y otras instituciones, en medio de acusaciones en todo el mundo de que las iglesias habían protegido a los sacerdotes pederastas moviéndolos de parroquia en parroquia. La investigación determinó que el 7% de los sacerdotes católicos que trabajaban en Australia entre 1950 y 2010 habían sido acusados de delitos sexuales contra niños y que casi 1.100 personas había presentado demandas de agresión sexual infantil contra la Iglesia Anglicana durante 35 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos