La Rioja

12 sociedades científicas se unen contra el cáncer de páncreas

El político socialista Pedro Zerolo murió a causa de un cáncer de páncreas en junio de 2015.

El político socialista Pedro Zerolo murió a causa de un cáncer de páncreas en junio de 2015.

  • Oncología

  • Es el octavo tumor más frecuente en los países industrializados y la tercera causa de muerte

El cáncer de páncreas es una enfermedad de mal pronóstico que se suele diagnosticar en fases avanzadas y cuyo tratamiento es complejo. Por ello, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha impulsado un consenso en colaboración con 11 sociedades científicas implicadas en el abordaje de esta patología para trabajar multidisciplinarmente y mejorar la supervivencia de los pacientes con cáncer de páncreas.

El cáncer de páncreas es un problema de salud importante. Es el octavo tumor más frecuente en los países industrializados (en España, 6.914 casos en 2015 – 3.513 en varones y 3.401 en mujeres) y la tercera causa de muerte por cáncer (en España, 6.278 fallecimientos en 2014). La ausencia de síntomas específicos tempranos y el diagnóstico tardío hace que los pacientes no tengan la oportunidad de recibir el tratamiento más adecuado.

Como señala el doctor Miguel Martín, presidente de SEOM y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid: «En SEOM somos conscientes de la importancia de un diagnóstico temprano en el cáncer de páncreas y del crucial papel que desempeñan los profesionales sanitarios implicados en el abordaje de esta patología para trabajar multidisciplinarmente y mejorar la supervivencia de los pacientes con cáncer de páncreas».

«Con esta premisa», afirma la doctora Ruth Vera, vicepresidenta de SEOM y jefa de Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Navarra, «nos pusimos a trabajar en un consenso multidisciplinar detallando el proceso asistencial, incluyendo los procedimientos y tiempos óptimos,  de los pacientes con cáncer de páncreas para concienciar a la comunidad científica de las necesidades asistenciales de estos pacientes».

El objetivo de este consenso, denominado PAN TIME,  es aportar recomendaciones, por parte de las especialidades implicadas en el cáncer de páncreas, que puedan mejorar el proceso diagnóstico, reducir los plazos hasta el inicio del tratamiento y optimizar la gestión por parte de equipos multidisciplinares.

Por su parte el Doctor Jorge Aparicio, miembro de la junta directiva de SEOM y jefe de Sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitari I Politècnic la Fe de Valencia, destaca que este consenso: «Recomienda la creación de unidades funcionales especializadas de diagnóstico con circuitos rápidos, ante determinados grados de sospecha del cáncer de páncreas, definidos según las características de riesgo del paciente y las posibles señales de alarma».

Este consenso ha sido publicado en la revista Clinical & Translational Oncology y es de acceso abierto para que pueda ser consultado y referenciado por cualquier especialista.

En PAN TIME se han tenido en cuenta a los médicos que forman parte del proceso asistencial del cáncer de páncreas y se ha contado con la colaboración de las siguientes Sociedades: Asociación Española de Cirugía, Asociación Española de Gastroenterología, Sociedad Española de Anatomía Patológica, Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, Sociedad Española de Medicina Interna, Sociedad Española de Oncología Médica, Sociedad Española de Oncológica Quirúrgica, Sociedad Española de Oncología Radioterápica, Sociedad Española de Radiología Médica, Medicina de Familia, Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria y Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

La Asociación Española de Cirugía, representada en este proyecto por la doctora Eva Vaquero, explica: «Nuestra estrategia para ganar al cáncer de páncreas comienza con la sospecha clínica ante la existencia de síntomas o signos guía sugestivos. El inicio de una diabetes en la edad adulta, la aparición de molestias abdominales tórpidas o la pérdida de peso no explicable deben encender la alerta médica para iniciar el proceso diagnóstico. Con ello aumentaremos las posibilidades de anticipar el diagnóstico a una fase previa a la diseminación tumoral y podremos por tanto ofrecer un mejor resultado terapéutico».

El consenso PAN TIME destaca la necesidad de la creación de equipos multidisciplinares para el diagnóstico, lo más precoz posible. «Con la participación de la mayor parte de las sociedades científicas implicadas en el proceso diagnóstico y terapéutico del cáncer de páncreas esperamos se consiga, a la mayor brevedad posible, un aumento en la supervivencia del mismo», declara el doctor Antonio Fernández, de la Sociedad Española de Anatomía Patológica.

En palabras del doctor Antonio Zapatero, de la Sociedad Española de Medicina Interna, «nos parece muy importante organizar el proceso asistencial del paciente con sospecha de cáncer de páncreas, utilizando datos clínicos para poder establecer un diagnostico lo más precoz posible».

El doctor Santiago López, de la Sociedad Española de Oncología Quirúrgica, afirma que «las recomendaciones consensuadas en este documento ayudarán a que un mayor número de pacientes puedan, mediante la integración de diferentes estrategias terapéuticas, tener la opción de tratamiento oncológico quirúrgico, condición imprescindible para la curación del cáncer de páncreas».

Para el doctor Carlos Ferrer, de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, «hay que poner en valor la multidisciplinariedad de este trabajo sin la cual es imposible avanzar en el cáncer de páncreas en particular y en el  diagnóstico y tratamiento oncológico en general».

Desde la Sociedad Española de Radiología Médica, la doctora Teresa Martín, destaca «la necesidad de implicación del radiólogo en el proceso necesariamente multidisciplinar del manejo del paciente con cáncer de páncreas, y específicamente en un diagnóstico exhaustivo, que permita tomar decisiones terapéuticas. La comunicación y el acuerdo entre todas las especialidades que intervienen en éste, como en otros tumores, es fundamental para el mejor manejo de los mismos. Son fundamentales los consensos que aúnen criterios y permitan universalizar su buen manejo». 

La doctora Mercè Marzo, de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria,  explica que «dada la naturaleza inespecífica de los signos y síntomas iniciales del cáncer, el médico de Atención Primaria es el primer profesional al que las personas suelen consultar. Un médico de familia a lo largo de un año verá muy pocos nuevos casos de cáncer (5-7 casos) y pueden pasar muchos años sin ver algunos cánceres poco comunes, como es el de páncreas. La mayoría de los pacientes diagnosticados de cáncer de páncreas presentan síntomas inespecíficos evolutivos y no diferenciados de los síntomas que pueden ser compatibles con otros diagnósticos y que generalmente serán interpretados de no cáncer. Cuando los síntomas y signos son muy evidentes, el diagnóstico es ya muy tardío».

Desde Atención Primaria todo lo que se haga para mejorar el diagnóstico precoz tendrá un reflejo en las tasas de supervivencia del cáncer de páncreas, pero también en cómo el propio Sistema Nacional de Salud da respuesta a la solicitud de pruebas desde la Atención Primaria y a las derivaciones que los médicos de Atención Primaria hacen a la Atención Especializada.

Desde la Sociedad Española de Médicos Generales, la doctora Concha Flores afirma que «estamos convencidos que el cáncer de páncreas es un gran reto en el que hay mucho por hacer y que el trabajo en equipo y multidisciplinar es decisivo para conseguir el éxito de esta gran empresa. Fruto de ello surge este consenso entre 12 sociedades científicas de ámbito nacional».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate