La Rioja

Los médicos aconsejan destruir los antibióticos que no se hayan usado para evitar automedicarse y darles un mal uso en el futuro.
Los médicos aconsejan destruir los antibióticos que no se hayan usado para evitar automedicarse y darles un mal uso en el futuro.

Cuándo hay que medicarse con antibióticos y cuándo no

  • MEDICINA DE FAMILIA

  • La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria publica un decálogo con unas pautas básicas de buenas prácticas a la hora de enfrentarse a la prescripción de antibióticos

No siempre es fácil saber con qué enfermedades sí nos deberían prescribir antibióticos y con cuáles no. Para que los profesionales sanitarios puedan acogerse a unas pautas básicas de buenas prácticas a la hora de enfrentarse a la prescripción de antibióticos, el Grupo de Trabajo en Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha publicado un decálogo que lo deja muy claro.

Estas son algunas de las recomendaciones para que no prescriban antibióticos en las siguientes patologías.

Antibióticos No:

—Rinosinusitis: no utilizar antibióticos si la duración es inferior a 7-10 días o si a pesar de ser prolongadas, no presenta signos de gravedad.

—Bronquitis aguda (en pacientes sin EPOC): no utilizar antibióticos, no acortan la tos, ni cambian la expectoración ni disminuyen la duración.

—Neumonías no graves: no es necesario asociar una cobertura adicional con antibióticos para patógenos atípicos como Mycoplasma, Chlamydia, etc.

—Sondajes urinarios: no usar de forma sistemática antibióticos profilácticos.

—Síndrome gripal: los antibióticos no acortarán la duración de la infección por influenza virus, ni por otros agentes víricos, ni evitan las complicaciones asociadas.

—Otitis medias agudas: no usar antibióticos en adultos.

—Gastroenteritis infecciosas: no utilizar antibióticos, suelen estar causadas por virus o bacterias de curso autolimitado.

—Odontalgias: no tratar con antibióticos, excepto en presencia de flemón dentario o absceso dental (periapical o dento-alveolar).

Población en general

La semFYC también ha trazado unas recomendaciones dirigidas a la población general, para que el uso de antibióticos no se convierte en un auso perjudicial para nuestra salud.

—Haga un uso responsable de los antibióticos para conseguir, entre todos, una correcta utilización de los mismos.

—No pida un antibiótico sin receta en la farmacia.

—No utilice antibióticos sin que se los haya prescrito un médico. Evite automedicarse.

—No almacene antibióticos sobrantes en casa, evitará un posible mal uso posterior.

—Cuando use un antibiótico, hágalo a la dosis recomendada, a las horas indicadas y durante los días establecidos por el médico.

—Sin antibióticos no serían posibles los trasplantes, las cirugías ni el tratamiento para el cáncer. Úselos con prudencia.

—Si utiliza incorrectamente los antibióticos puede tener graves problemas en el futuro para combatir infecciones graves.

—Tenga en cuenta que la mayoría de las infecciones respiratorias no requieren el uso de antibiótico.

—Cuando esté enfermo extreme las medidas de higiene. De ese modo evitará la transmisión de la infección a otras personas.

—No recomiende antibióticos a otras personas, especialmente a los niños.

Para acceder al decálogo completo, semfyc.es