«El ayuno controlado es beneficioso para mantener en forma al cerebro»

Raquel Marín es catedrática de Fisiología de la Universidad de La Laguna./Alberto Ferreras
Raquel Marín es catedrática de Fisiología de la Universidad de La Laguna. / Alberto Ferreras
Raquel Marín - Neurocientífica

Esta investigadora asegura que este órgano sigue siendo un «misterio» y que eso provoca que pervivan algunos «neuromitos»

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Raquel Marín se asombra de lo poco que conocemos sobre el cerebro. No sólo en el mundo científico, sino también en la sociedad en general. Esta neurocientífica y catedrática de Fisiología en la Universidad de La Laguna (Tenerife) considera que todavía hay muchos «neuromitos» que perviven y que fomentan ese desconocimiento. Unas lagunas que la doctora Marín ha querido iluminar con 'Dale vida a tu cerebro' (Roca), su primer acercamiento a la divulgación científica. «Fue todo un reto. La neurociencia es una de las ramas de la ciencia que más impacto va a tener en las próximas décadas», indica la científica. «Sabemos más sobre el corazón, los músculos o el colesterol, y sin embargo sobre el cerebro casi nada. Y es el órgano esencial que coordina nuestra calidad de vida», añade Marín.

-¿Por qué se han producido esas lagunas de conocimiento sobre el cerebro?

-Es un campo tan complejo a la hora de investigar que yo, por ejemplo, todavía estoy conociendo la neurociencia. Es tan cambiante y vanguardista que cuesta abarcarlo. Si además tienes que hacer el esfuerzo de explicar cómo envejece el cerebro, se convierte en una labor ingente.

-¿Ese desconocimiento ha provocado la aparición de mitos?

-Cuando la sociedad desconoce algo, es más propensa a creerse cualquier cosa. No hay nada más fácil de manipular que una persona que ignora. Hay gente que cree que solo usamos el 10% de su capacidad. Eso es un fraude. Aquí (se señala la cabeza) trabaja todo el mundo y hay que alimentarlo.

-¿Cómo?

-El cerebro consume el 20% del oxígeno total del cuerpo humano, pesa kilo y medio y está formado sobre todo de grasa y agua. Y aquí surgen las contradicciones ¿No comer nunca grasa, hincharte con un reductor de colesterol cuando te estoy diciendo que el 20% del cerebro es colesterol del bueno? ¿O te va a venir mejor comer el jamón serrano con su tocino de vez en cuando? Cada cual puede sacar sus propias conclusiones.

-¿Otro mito es la destrucción de neuronas por el alcohol?

-A medias. Pierdes neuronas pero se regeneran, sobre todo si no eres un bebedor crónico. El ayuno controlado, por ejemplo, es estupendo para mantener en forma el cerebro.

-¿Por qué?

-Una de las cosas que mantiene vivo y saludable al cerebro son los retos. No hace tanto éramos nómadas y no comíamos tanta carne ni teníamos acceso a tanta verdura y fruta fresca. Había periodos prolongados en los que no se comía nada. Imagina un organismo al que le empieza a fallar los músculos y que se siente cansado. El cerebro no dice adiós y se apaga. Al revés. Es el momento en el que el cerebro está más estimulado junto a los testículos (risas). Es más, hay estudios médicos controlados que demuestran que en personas con alzhéimer de grado bajo, ayunar durante un tiempo con determinadas dietas es bueno. Durante el ayuno se producen cuerpos cetónicos que son también unos alimentos para el cerebro.

-¿No hay pastillas que aumenten la intensidad del uso cerebral?

-Hay una farmacología para patologías del cerebro que ahora están usando personas sin enfermedad. Lo usan mucho los estudiantes para buscar una máxima atención durante un tiempo. Te puede hacer más sociable o tolerante. Pero no se usa más el cerebro. Se usa todo siempre.

-¿Hacer sudokus es bueno para el cerebro?

-El homo sapiens sapiens ha tenido un desarrollo espectacular de la parte frontal, el neocórtex. Una de sus funciones es la creatividad, la abstracción. Es decir, todo lo que está unido a los estímulos, el afán de la recompensa... Por eso hacer crucigramas y sudokus es bueno para el cerebro.

-¿No hacer nada es conveniente para el cerebro?

-Estar un rato relajado es bueno. Pero estar tirado una semana en una tumbona, haciendo zapping, no le gusta nada al cerebro. Lo contaminas. No tiene retos para desarrollarse.

-Destaca la relación entre el intestino y el cerebro. Es raro que pensar en esa conexión.

-Es una investigación muy reciente. En el congreso mundial se realizó el primer simposio sobre el asunto y los primeros experimentos se hicieron en 2009. El trabajo sobre el desequilibrio de los microorganismos del intestino y la esclerosis múltiple salió el año pasado. ¿Qué pasa? Que es un mundo muy novedoso. Está empezando y tendremos novedades los próximos años. Como se hace el grupo sanguíneo llegará el momento en que se haga el grupo intestinal para los análisis de los microbiota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos