La inhibición de una proteína abre nuevas posibilidades para el tratamiento del cáncer de páncreas

Carcinoma de células pancreáticas acinares./Creative Commons
Carcinoma de células pancreáticas acinares. / Creative Commons

La detención del funcionamiento de Galectina-1 hace que el tumor sea menos agresivo, se desarrolle de manera más lenta y derive en metástasis con menor probabilidad

JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Un equipo internacional de investigadores liderados por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas de Barcelona (IMIM) ha descubierto que la inhibición de la proteína Galectina-1 (Gal-1) en ratones con un tipo cáncer de páncreas puede alargar y mejorar la vida de los mismos, ya que hace que el tumor sea menos agresivo, se desarrolle de manera más lenta y derive en metástasis con menor probabilidad.

De esta manera, utilizando un modelo de ratón diseñado genéticamente y sistemas basados en células humanas, la investigación -publicada este jueves en 'Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America'- identificó Gal-1 como un factor soluble crítico capaz de regular la diafonía tumor-estroma que promueve la proliferación, la angiogénesis y la modulación de respuestas inflamatorias, lo que resulta en un mejor desarrollo tumoral y metástasis.

En el organismo humano, las células estrelladas pancreáticas (HPSC) promueven la proliferación, la migración y la invasión del cáncer a través de las vías impulsadas por Gal-1, lo que refuerza el alto valor terapéutico de su inhibición en el tratamiento de carcinoma ductal pancreático, el cáncer de páncreas más común con un 85% de los casos y uno de los más letales, con tasas de supervivencia extremadamente bajas debido al diagnóstico tardío y a la resistencia a las terapias estándar.

La comprensión más completa de la complejidad de la patobiología del carcinoma ductal pancreático, y especialmente del papel del microambiente tumoral en la progresión de la enfermedad, debería allanar el camino para que las terapias mejoren las tasas de respuesta de los pacientes, pero todavía son necesarios nuevos estudios clínicos que validen en humanos el que podría ser el primer tratamiento efectivo para este tumor.

Temas

Cáncer

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos