La Rioja
Investigadores de la CEU-UCH y miembros del equipo autor del estudio.
Investigadores de la CEU-UCH y miembros del equipo autor del estudio.

Un parche adhesivo contra el alzhéimer

  • Investigación

  • Testado con éxito un administrador transdérmico de fármacos para pacientes en estadios moderados y severos

Un sistema terapéutico transdérmico para la administración de memantina, indicada para pacientes con alzhéimer en estadios moderado y severo, ha sido considerado eficaz después de ser testado por investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera, la Universidad de Ginebra y del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico de Valencia.

«El Alzheimer dificulta a los pacientes un correcto tratamiento por vía oral», explica Sergio del Río, investigador que ha liderado el estudio. «Los pacientes de edad avanzada generalmente presentan problemas para tragar y ya reciben varios tratamientos por vía oral para distintas patologías, lo que suele derivar en una baja adhesión al tratamiento y con ello, a su menor efectividad. La administración del fármaco a través de la piel sustituiría la vía oral, evitando los problemas asociados a esta vía de administración».

Este método terapéutico se basa en un estudio in vitro realizado en piel de cerdo, en el que se comparó la cantidad de memantina absorbida por y a través de la piel, utilizando parches transdérmicos fabricados con diferentes polímeros comúnmente utilizados por la industria farmacéutica. «Los resultados demuestran que la elección del polímero, así como la concentración del mismo en la formulación es clave a la hora de optimizar la absorción de la memantina a través de la piel», asegura Del Río.

Para facilitar la absorción transdérmica de memantina se utilizó el método «iontoforesis», que consiste en la aplicación de una corriente continua de baja intensidad, prácticamente inapreciable por el paciente. Publicado en la revista International Journal of Pharmaceutics, el trabajo analizó distintas combinación de elementos y el tamaño final del parche, para que permita concentraciones terapéuticas eficaces. «El próximo paso de nuestras investigaciones es realizar nuevos estudios preclínicos in vivo para validar los resultados obtenidos in vitro», afirma Del Río.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate