El novio de la madre de la niña muerta en Valladolid se declara inocente

Registro en el domicilio de la vivienda de Sara, la niña asesinada por malos tratos por la madre y el novio de ésta. /Norte Castilla
Registro en el domicilio de la vivienda de Sara, la niña asesinada por malos tratos por la madre y el novio de ésta. / Norte Castilla

Roberto H. H. ha contestado a todas las partes implicadas en el caso, a las que ha reiterado su inocencia

REDACCIÓNValladolid

El novio de la madre de la pequeña Sara, la niña de cuatro años fallecida en agosto en Valladolid tras sufrir malos tratos y abusos sexuales, ha defendido hoy su inocencia ante el juzgado que instruye el caso y ha negado así cualquier tipo de relación con las lesiones.

Después de su declaración voluntaria de más de dos horas, la primera que realiza al juzgado de Instrucción 6 que investiga el caso desde que abriera las diligencias a principios del pasado mes de agosto, Roberto H.H. ha contestado a todas las partes implicadas en el caso, a las que ha reiterado su inocencia.

Trasladado desde el centro penitenciario de Villanubla (Valladolid), donde ingresó el pasado 4 de agosto, un día después de la muerte de la menor, el investigado ha narrado al tribunal su versión de los hechos acontecidos el 2 de agosto, fecha en la que Sara ingresó en el Hospital Clínico de Valladolid en parada cardiorrespiratoria, un día antes de fallecer.

Según han explicado a los medios de información tras la declaración los abogados de las acusaciones populares personadas en el proceso, la Asociación Clara Campoamor y la Asociación de Asistencia a Víctimas de Malos Tratos y Agresiones Sexuales, Luis Antonio Calvo e Isabel Palomino respectivamente, el investigado ha tratado en todo momento de exculparse de lo ocurrido.

Dentro de su versión de los hechos, el investigado ha manifestado que aquella mañana de agosto se levantó temprano con su pareja, también en prisión preventiva e investigada en el proceso, y se volvió a acostar para levantarse de nuevo a las dos horas, momento en el que se encontró a la niña inconsciente.

En ese momento, según su versión, el investigado llamó al servicio de emergencias 112, desde donde le dieron directrices para intentar reanimar a la pequeña hasta la llegada de la unidad sanitaria para su traslado al hospital.

De esta forma, el hombre ha negado reiteradamente que él provocara a la menor las lesiones que acabaron con su vida y ser el responsable de las lesiones que Sara presentaba por todo su cuerpo como evidencia de lesiones anteriores, aunque sí que ha reconocido que él estuvo presente cuando la pequeña se lesionó en la cara días antes de su muerte.

Con esta declaración en los juzgados de la calle Angustias, según han explicado las fuentes judiciales, próximamente podría citar a declarar de nuevo la madre de la menor, a pesar de que el investigado hoy no haya intentado incriminarla en ningún momento.

Por último, también en la jornada de hoy ha dado su testimonio el conductor de la ambulancia que realizó el traslado de la menor al hospital el 2 de agosto, quien no ha aportado "ningún dato relevante" más que explicar las maniobras de reanimación que se realizaron a la menor en el domicilio del barrio de la Rondilla, ha sentenciado Calvo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos