El factor humano para tener una celebración inolvidable

El factor humano para tener una celebración inolvidable

Logroño. El principal riesgo al que se enfrenta una pareja en la celebración de su boda es caer en la superficialidad ante la magnitud de un evento donde es fácil perderse en los detalles, dejando a un lado el verdadero motivo de la cuestión que no es otro que celebrar la felicidad y el amor que se profesa una pareja. Lo sabe por experiencia Mercedes Bengochea, de la firma organizadora de eventos Epicur Celebración. «Nuestra principal fortaleza es precisamente evitar que las parejas se queden en la superficie, ayudarles a que su celebración llegue realmente al fondo de la cuestión dotando a su boda de un elemento diferenciador para un día tan especial: el factor humano que es el que trasciende directamente sobre las emociones», explica Mercedes Bengochea.

Epicur Celebración es una firma que se encarga de la organización integral de «cualquier evento social», siendo capaces de hacerlo además «en cualquier parte del mundo. Nos desplazamos hasta donde haga falta». Y en el caso de una boda lo hacen con todo el material necesario para una celebración por todo lo alto. «Desarrollamos una labor integral de todo el acontecimiento». En este caso va «desde la tramitación de todo el papeleo que requiere una boda hasta la luna de miel». En todo el proceso, Epicur Celebración se involucra al máximo, incluso hasta en el oficio de la ceremonia. De esta forma, «los novios sólo tienen que dedicarse a vivirlo al máximo todo este proceso sin agobio ninguno», apunta esta experto en eventos que lleva más de quince años trabajando junto a los novios, pero que también organiza lo que la propia Mercedes Bengochea califica como «momentos de paso, es decir, nacimiento, cumpleaños, fiestas de la primavera, presentación del bebé, bodas, y también funerales».

Y siempre desde un punto de visto «muy humano». Así que recomienda a los novios trabajar elementos que en ocasiones pasan desapercibidos o parecen secundarios pero que bajo la experiencia de Mercedes Bengochea sin realmente importantes. «Es el caso de los discursos», apunta. «Siempre les invito a que los trabajen bien». Y existe un motivo que resulta evidente: «Es en la ceremonia cuando todo el mundo está reunido, cuando realmente los novios son el centro de atención. Luego llega el momento de festejar y ya es imposible estar con todo el mundo al mismo tiempo». Así que hay que aprovechar ese instante para «apelar a las emociones, y que la boda sea realmente emotiva».

Y en Epicur Celebraciones se encargan de ayudar tanto a los novios como a las personas que deseen intervenir a relatar aquello que sienten. «Trabajamos mucho los discursos. Hablamos con aquellas personas que van a intervenir y les ayudamos a que realmente sean capaces de explicar qué sienten». De esta forma, la celebración pasa a un nivel superior para ser un momento irrepetible.

Fotos

Vídeos