http://static.larioja.com/www/menu/img/startinnova-desktop.jpg

Optimizando energías renovables

Los alumnos de los dos grupos con proyecto, junto a la tutora Maite Sacristán, y el representante de Fiora, Javier Anguiano. / Felix Dominguez

La firma Fiora apadrina los dos proyectos de los alumnos del IES Rey Don García de Nájera que participan este año en Start Innova

Felix Dominguez
FELIX DOMINGUEZ

El instituto Rey Don García de Nájera se ha convertido en todo un clásico en el Start Innova, programa de innovación e ingenio que ha llegado a su cuarta edición. Un año más sus alumnos presentan proyectos, en esta ocasión, ambos están relacionados con las energías renovables, no en vano los dos equipos estudian el Grado de Energías Renovables, de la familia profesional Electricidad y Electrónica.

Bajo la tutela de la profesora Maite Sacristán, el proyecto Cefiro System consiste en un sistema electrónico que permite a los aerogeneradores (molinos de viento), aprovechar al máximo el viento que sopla en cada momento, ya que va orientando las aspas hacia la más óptima captación de la fuerza eólica según vaya variando ésta.

El otro proyecto, también tutelado por la misma docente, se denomina Sunshine y permite que, mediante un sistema electrónico, las placas solares puedan captar de manera más óptima los rayos del sol en cada momento, dado que se van orientando en función de la hora día.

También en esta ocasión, la empresa najerina Fiora, dedicada a la fabricación de platos de ducha y muebles de baño, se ha comprometido con los proyectos del alumnado del Rey Don García. Su responsable de marketing, Javier Anguiano, recuerda que «ya llevamos tres años implicándonos en esta iniciativa y nos parece muy interesante apoyar a los alumnos de Nájera a que saquen estos proyectos de innovación adelante».

Considera que este tipo de iniciativas que estimulan la creación e innovación «acerca a los alumnos al mundo empresarial y les forma en la idea de sacar proyectos adelante, de alguna manera tienen que hacer un plan de negocios y les acerca a la vida real que se van a encontrar cuando acaben los estudios».

Afirma ser un seguidor de la iniciativa Start Innova, «siempre la sigo de cerca y cuando se presentan los distintos proyectos, me gusta ir a conocerlos de primera mano. Me parece superinteresante todo lo que sea promover que se hagan cosas nuevas y estimular a los chavales a que piensen y le den al tarro para mejorar las cosas actuales, está muy bien».

Para Maite Sacristán, el Start Innova es «tanto para el instituto como para sus alumnos, una forma distinta de aprendizaje que les permite ver, poco a poco, cómo es el mundo de la empresa. Fomenta las ganas de aprender y, sobre todo, de emprender, que es lo más importante».

Fotos

Vídeos