http://static.larioja.com/www/menu/img/sociedad-dia-mujer-desktop.jpg

«Durante muchos años fui la única»

Carolina, al volante de un autobús de la línea Logroño-Aguilar. :: s.s.j./
Carolina, al volante de un autobús de la línea Logroño-Aguilar. :: s.s.j.
Carolina Sesma | González Conductora de autobús de Rincón de Olivedo

Carolina estudió Logopedia pero hace dieciocho años decidió hacerse conductora de autobús, la primera de toda La Rioja

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

rincón de olivedo. Carolina Sesma González lleva dieciocho años como conductora de autobús. No fue una de las primeras sino la primera de La Rioja. Ahora tiene 41 años, es natural de Rincón de Olivedo y vive en Igea.

-¿Por qué eligió este trabajo?

-Estudié Logopedia; cuando terminé, el mercado laboral no era lo que creía, surgió la posibilidad de trabajar como conductora de autobús y pensé ¿por qué no?.

-¿Llegó a ejercer como logopeda?

-Hice algunas cosas. Estuve en un colegio haciendo bajas de maternidad en Logroño, en asociaciones, en labores de voluntariado, pero no había futuro laboral.

-¿Para qué empresa conduce?

-Empecé con ARASA (Automóviles Río Alhama S.A.) y ahora estoy con Autobuses Jiménez, que absorbió ARASA hace unos años.

-¿Qué ha hecho en estos dieciocho años?

-(Risas) De todo, líneas regulares, escolares, discrecionales.

-¿Viajes al extranjero?

-Sí, aunque ahora se sale poco al extranjero.

-¿Y en estos momentos?

-Hago transporte escolar, servicio discrecional el fin de semana, deporte escolar, línea regular (Logroño-Aguilar del Río Alhama)... Es que al final las empresas de autobuses abarcan todos los ámbitos. Lo que toca en cada momento.

-¿Cómo le han tratado los viajeros en este tiempo?

-Ahora se va normalizando, pero es cierto que al principio a la gente le costaba ver a una mujer al volante de un autobús. Los usuarios más mayores se sorprenden, algunos dicen 'uy, una chica, pues no nos ha tocado nunca' y hay gente que al llegar al destino comenta 'que bien conduces'. Estoy segura de que a mis compañeros no se lo dicen. No me parece ni bien ni mal, sin más.

-¿Ha notado algún reparo?

-No, en general no.

-¿Qué le resulta más difícil?

-No es por ser mujer ni por el tipo de empleo en una compañía de autobuses, creo que en general, en cualquier empresa, lo más difícil resulta compatibilizar ser madre con el trabajo que llevas a cabo.

-¿Cuántos hijos tiene?

-Dos, de 11 y 5 años.

-¿Y cómo compatibilizó el trabajo y la maternidad?

-Pedí una reducción de jornada durante un tiempo y ahora que ya son un poco más mayorcitos volví a la jornada normal. Nunca he tenido problemas. Siempre me han puesto facilidades en la empresa.

-¿Coincide con otras conductoras de autobús?

-Durante muchos años estaba sola en ARASA. Ahora hay más, pero sobre todo en transporte urbano, así que no coincido mucho con otras compañeras.

-¿Y qué tal con los compañeros?

-Nunca he tenido problemas, siempre me han tratado como igual.

-Su trabajo es también herencia familiar, ¿no?

-Sí, mi hermana mayor, Cristina, es conductora de autobús en Zaragoza y mi padre, Adolfo, estuvo en ARASA hasta que se jubiló y nos ayudó en todo lo que pudo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos