Un detenido por agresión sexual y dos por tocamientos en Pamplona

Celebración tras el chupinazo.
Celebración tras el chupinazo. / Efe

El ataque consistió en tocamientos con violencia e intimidación

PABLO OJERPamplona

Esta noche se ha registrado la primera denuncia por agresión sexual en los Sanfermines de este año. La detención del acusado ha sido inmediata, por lo que en breve será puesto a disposición judicial. Además, otras dos personas han sido detenidas por tocamientos. Su identificación y detención ha sido, de igual modo, inmediata tras la interposición de la denuncia.

Más información

La agresión sexual ha consistido, igual que el resto de denuncias, en tocamientos. Sólo que en el caso de esta noche ha intermediado la violencia y la intimidación. Esa es la diferencia que plantea el Ayuntamiento de Pamplona entre agresión y abuso sexual. Si se realiza con violencia es agresión; si no hay violencia o intimidación, se considera abuso.

De esta forma, ya son 10 las denuncias por tocamientos presentadas en los actuales Sanfermines. De las 10 denuncias, ya han sido detenidos los autores de 7 de ellas. Y en la única denuncia por agresión sexual que se ha presentado, la actuación policíal también ha sido inmediata.

El Ayuntamiento de Pamplona recuerda que, siguiendo el protocolo establecido, tras las denuncias se han puesto a disposición de las mujeres los recursos municipales y de orientación y atención judicial y psicológica y de acompañamiento de los que dispone el Ayuntamiento para estas situaciones.

Otros delitos

En este tipo de delitos, como en otros, la disposición judicial de los detenidos es casi inmediata. En esta línea, tres personas fueron condenadas ayer por otras agresiones sin connotación sexista.

Un ciudadano checo fue condenado a 4 meses de cárcel y 7.000 euros de indemnización por agredir a un conductor de autobús fuera de servicio. El conductor se encontraba junto a su autobús fuera de servicio. El detenido se empeñó en que tenía que llevarlo y ante la negativa del conductor le propinó varios puñetazos, por los que el conductor requirió puntos de sutura.

Otras dos personas, una irlandesa y la otra estadounidense, fueron condenados a 6 y 10 meses de prisión respectivamente por agredir a los agentes de la Policía Nacional que habían acudido para mediar en una pelea.

Tras negarse a ser identificados, fueron llevados a comisaría, pero antes de llegar, el ciudadano estadounidense se abalanzó sobre los agentes y trató de escapar. En la agresión, rompió la mano de uno de los agentes. Por ello, además de los 10 meses de prisión, tendrá que indemnizar con 5.000 euros al agente de policía.

Fotos

Vídeos