Confirman la existencia de una necrópolis romana en la playa de Sitges

Restos hallados en la playa de Les Coves de Sitges (Barcelona)./Joan García Targa
Restos hallados en la playa de Les Coves de Sitges (Barcelona). / Joan García Targa

El hallazgo, que permitía identificar a simple vista restos craneales, una mandíbula con piezas dentarias y algunos fragmentos de tejas romanas, reveló tres enterramientos individuales

EFEBarcelona

Los restos hallados a principios de año en la playa de Les Coves de Sitges (Barcelona) pertenecen a una necrópolis romana situada en el aparcamiento de la antigua discoteca La Atlántida, según ha confirmado una investigación liderada por el arqueólogo Joan García Targa y la antropóloga Núria Armentano.

El hallazgo, que permitía identificar a simple vista restos craneales, una mandíbula con piezas dentarias y algunos fragmentos de tejas romanas, reveló tres enterramientos individuales a raíz de la excavación que se efectuó el pasado mes de febrero.

Según el estudio antropológico, uno de los esqueletos corresponden a un hombre de 30-35 años de edad, de constitución robusta, y una altura de 1,65 metros.

Este esqueleto presenta una lesión traumática consolidada en la clavícula izquierda, mientras que los otros esqueletos corresponden a una chica de unos 15 años y a un bebé de menos de seis meses de vida.

Pese a estar enterrados casi juntos, los investigadores no han encontrado evidencias que permitan relacionar familiarmente estos tres individuos, y por ello, los arqueólogos, apuntan que más bien su hallazgo indica un posible cementerio o zona de necrópolis mucho más amplia, de la que sólo se han recuperado tres individuos.

Durante el proceso de excavación el único material que indicaba que podían ser romanos eran los fragmentos de tejas que delimitaban una especie de ataúd dentro del que se encontraba el entierro de la chica joven.

Los arqueólogos han mostrado su sorpresa por el buen estado de conservación de algunos huesos a pesar de haber estado en prácticamente constante contacto con el agua y también la posición de los esqueletos, que en general mantenían una muy buena articulación anatómica.

A finales de mayo, cuatro piezas dentarias correspondientes al individuo adulto y a la chica joven fueron enviados al laboratorio Beta Analytic de Miami (EE UU para efectuar los estudios de Carbono 14.

La empresa Altima, de servicios funerarios, gestora del cementerio de Sitges, entre otros, ha patrocinado este estudio, cuyo resultado fue notificado a finales de la primera quincena de junio.

Así, el estudio determinó que uno de los esqueletos correspondía a 50-180 años después de Cristo, y el otro a 222-385 después de Cristo, por lo tanto, fueron enterrados en diferentes momentos.

De esta manera, los arqueólogos han concluido la continuidad en el uso de este espacio como zona de enterramiento durante varios decenios.

Considerando que la línea costera en época romana se encontraría 150 metros más lejos que en la actualidad, los arqueólogos han planteado la posibilidad de que se puedan documentar otros enterramientos cerca de los recuperados en febrero de este año.

La concejal de Cultura, Tradiciones y Fiestas del Ayuntamiento de Sitges, Rosa Tubau, ha declarado que "la última excavación arqueológica realizada en la playa de Les Coves ha permitido dar un paso importante más para conocer el origen de nuestra villa, saber de dónde venimos".

"El hallazgo podría poner al descubierto una posible necrópolis romana junto a la discoteca La Atlántida. De confirmarse esta hipótesis, permitiría descubrir más información relacionada con la historia antigua de Sitges, que el año pasado permitió realizar visitas guiadas por el casco antiguo de la ciudad para dar a conocer el origen de la villa mediante los restos arqueológicos que tenemos por diferentes espacios de Sitges", ha añadido Tubau.

Temas

Sitges

Fotos

Vídeos