Cinco consejos para conducir de noche

Además de revisar que los focos estén en perfecto estado, hay otras cosas que se deben tener en cuenta cuando se conduce con poca luz

LA RIOJALogroño

No es lo mismo conducir de noche que de día. La agudeza visual disminuye, los reflejos están más lentos, la visibilidad es peor... Hay cosas ante las que no podemos hacer nada, pero si seguimos estos consejos podemos mejorar nuestra conducción nocturna:

  • 1

Comprueba las luces del coche: Los focos son una de las cosas que más influyen en la seguridad al volante, por eso deben estar perfectos. Por otro lado, es aconsejable valorar las opciones de iluminación más nuevas, como los faros con tecnología Xenón, LED, adaptativos, matriciales, etc.

  • 2

Adáptate: Debes adaptar la velocidad a la visibilidad. Nunca pretendas ver más allá de lo que te permiten los faros, ya que lo único que conseguirás es cansancio visual.

  • 3

Deslumbramiento exterior: debes estar más atento de lo normal. Un deslumbramiento provocado por las largas de otro vehículo es muy común, al igual que animales en la calzada, baches, curvas, objetos... si te deslumbran, reduce la velocidad y manten la trayectoria. Si aún así no terminas de ver bien, guíate por la línea blanca de tu derecha y, si es necesario (y puedes), para.

  • 4

Deslumbramiento interior: Si hay luz dentro del vehículo verás menos de lo que hay fuera.

  • 5

Descansa: Es imprescindible estar bien descansado. EL cansancio físico se traduce en fatiga visual, lo que nos hará perder reflejos y atención.

Fotos

Vídeos