Registran la primera comunicación cuántica de un satélite a la Tierra

Reproducción artística de un satélite sobre la Tierra.
Reproducción artística de un satélite sobre la Tierra. / Archivo

Los científicos chinos se han convertido en los primeros en realizar esta distribución de claves cuánticas

EFEShanghái

El primer satélite de comunicación cuántica que China puso en el espacio hace un año logró enviar con éxito datos a la Tierra, sentando las bases para construir una red global de comunicación cuántica, informaron este jueves varias fuentes oficiales.

La agencia oficial de noticias Xinhua explicó que el QUESS, siglas en inglés de 'Experimentos con Cuantos a Escala Espacial', ha operado con éxito y que sus resultados han sido publicados en la revista académica Nature.

Los científicos chinos se han convertido en los primeros en realizar la distribución de claves cuánticas hasta la Tierra desde un satélite, después de que en agosto del año pasado fuera enviado desde el centro de lanzamiento espacial de Jiuquan, en el desierto de Gobi (noroeste de China), a una altitud de 500 kilómetros.

La comunicación cuántica está basada en cambios de estado de partículas subatómicas como los fotones y en la práctica podría tener dos grandes usos: un sistema de transmisión de datos más rápido que los actuales e imposible de interceptar y, más remoto y complicado, la teleportación.

EE UU, Europa o Japón ya han experimentado con comunicación cuántica en superficie, pero China, que también ha comenzado a desarrollar una red de transmisión de este tipo entre Pekín y Shanghái, es el primero que lleva la investigación al espacio.

El equipo científico chino que desarrolla estos experimentos está dirigido por el físico cuántico Pan Jianwei quien explicó que el satélite envió claves cuánticas a las estaciones terrestres en Xinglong (Hebei, norte de China) y Nanshan (Xinjiang).

La distancia de comunicación entre el satélite y la estación terrestre varía de 645 kilómetros a 1.200 kilómetros y la velocidad de transmisión de la clave cuántica es de hasta 20 órdenes de magnitud más eficiente que la experimentada usando una fibra óptica de la misma longitud.

Una ventana de 10 minutos

Cuando el satélite vuela sobre China, proporciona una ventana del experimento de cerca de 10 minutos. "Durante ese tiempo, la clave segura de 300 kbit puede ser generada y enviada por el satélite", según explicó Pan.

"Eso, por ejemplo, puede satisfacer la demanda de hacer una llamada telefónica segura absoluta o transmitir una gran cantidad de datos bancarios", agregó.

"La distribución de claves cuánticas basada en los satélites puede vincularse a las redes cuánticas metropolitanas" y servir para "conectar a numerosos usuarios dentro de una ciudad de más de 100 kilómetros", comentó el científico.

Los científicos esperan que las comunicaciones cuánticas cambien fundamentalmente el desarrollo humano en las próximas dos o tres décadas, ya que hay enormes perspectivas para aplicar esta nueva generación de comunicación en campos como la defensa o las finanzas.

Fotos

Vídeos