Una defensa planetaria para el Día de la Hispanidad

El asteroide 2012 TC4 pasará a unos 6.800 kilómetros de la Tierra./NASA
El asteroide 2012 TC4 pasará a unos 6.800 kilómetros de la Tierra. / NASA

La NASA probará su red defensora el 12 de octubre, cuando un pequeño asteroide pase lo bastante cerca de la Tierra

EUROPA PRESSMadrid

La NASA aprovechará el próximo 12 de octubre, cuando el asteroide 2012 TC4 pase sin riesgo de impacto cerca de la Tierra, para probar su red de observatorios y científicos que trabajan con la defensa planetaria.

El objetivo esa pequeña roca espacial de entre 10 y 30 metros de tamaño. A pesar de que los científicos aún no pueden predecir exactamente cuánto se aproximará, están seguros de que no llegará a menos de 6.800 kilómetros de la superficie de la Tierra. El asteroide ha estado fuera del alcance de los telescopios desde 2012.

"Los científicos siempre han apreciado saber cuándo un asteroide hará un acercamiento cercano y pasará con seguridad cerca de la Tierra porque pueden hacer preparativos para recopilar datos para caracterizarlo y aprender tanto como sea posible sobre él", afirma el científico líder de la NASA en esta campaña de observación, Michael Kelley.

"Esta vez estamos agregando otra capa de esfuerzo, usando este asteroide para probar la red mundial de detección y rastreo de asteroides, evaluando nuestra capacidad para trabajar juntos en respuesta a la búsqueda de una potencial amenaza real de asteroides", añade.

El profesor Vishnu Reddy, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, en Tucson, lidera la campaña para relocalizar el 2012 TC4 y lo ve como una oportunidad para que la campaña de observación colaborativa utilice el aspecto internacional de la red.

"Este es un esfuerzo de equipo que involucra más de una docena de observatorios, universidades y laboratorios en todo el mundo para que aprendamos colectivamente las fortalezas y limitaciones de nuestras capacidades de observación de objetos cercanos a la Tierra", explica Reddy.

El objetivo de la campaña TC4 es relocalizar, rastrear y caracterizar 2012 TC4. "Este esfuerzo activará todo el sistema, incluyendo las observaciones iniciales y de seguimiento, la determinación precisa de la órbita y las comunicaciones internacionales", indica Reddy.

Científicos del Centro de Estudios de Objetos Cercanos de la NASA (CNEOS) en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, han determinado que mientras que en el acercamiento más cercano, el asteroide 2012 TC4 no pasará a menos de 6.800 kilómetros de la Tierra, y que podría hacerlo mucho más lejos, hasta 270.000 kilómetros, o dos tercios de la distancia de la Tierra a la Luna.

Solo se observó cinco días

Estos cálculos se basan en sólo siete días de seguimiento de 2012 TC4 después de que fuera descubierto el 5 de octubre de 2012 por el Telescopio Panorámico y Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) de Haleakala, en la isla de Maui, Hawaii. Se necesitan más observaciones para determinar con mayor precisión la órbita del asteroide.

El asteroide 2012 TC4 puede ser ligeramente más grande que la roca espacial que golpeó la atmósfera de la Tierra cerca de Chelyabinsk, Rusia, en febrero de 2013. TC4 no ha sido visto desde su descubrimiento en 2012, cuando pasó a través de la Tierra a una distancia de un cuarto de lo que separa la Tierra y la Luna. Ha sido demasiado distante y demasiado débil para ser detectado en los últimos cinco años.

Cuando comience a acercarse a la Tierra este verano, se usarán grandes telescopios para detectarlo y restablecer la trayectoria precisa del asteroide. Se espera que las nuevas observaciones ayuden a refinar el conocimiento sobre su órbita, reduciendo la incertidumbre sobre cuán lejos estará de la Tierra en su aproximación más cercana en octubre.

"Este es el objetivo perfecto para tal ejercicio, porque mientras conocemos la órbita de 2012 TC4 lo suficientemente bien como para estar absolutamente seguros de que no impactará a la Tierra, todavía no hemos establecido su camino exacto", señala Paul Chodas, del programa de objetos cercanos a la Tierra del Jet Propulsion Laboratory.

"Será tarea de los observatorios obtener una fijación en el asteroide a medida que se aproxima, y trabajar juntos para obtener observaciones de seguimiento que hacer determinaciones más refinadas de la órbita de los asteroides", agrega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos