La aparición del perro doméstico tuvo su origen en un solo evento hace entre 20.000 y 40.000 años

Una mujer sostiene a un perro. /Peter DaSilva (Efe)
Una mujer sostiene a un perro. / Peter DaSilva (Efe)

Un estudio acerca al punto de inicio geográfico de la evolución de los canes

EUROPA PRESSMadrid

La domesticación de los perros modernos tuvo su origen en un solo evento sobre una población de lobos grises que ocurrió hace entre 20.000 y 40.000 años. Así lo revela el análisis de ADN de los restos de dos perros prehistóricos encontrados en Alemania, cuyos genomas eran probablemente antepasados de la perros modernos. El hallazgo, dirigido por Krishna R. Veeramah, profesor de Ecología y Evolución en la Universidad Stony Brook, se ha publicado en 'Nature Communications'.

Los perros fueron el primer animal domesticado por los humanos. Los fósiles de perro más antiguos que se pueden distinguir claramente de los lobos son de la región de lo que es ahora Alemania y de hace alrededor de 15.000 años. Sin embargo, el registro arqueológico es ambiguo, con afirmaciones de antiguos huesos de perro domesticado en el extremo oriental de Siberia. El análisis reciente de los datos genéticos de perros modernos agrega al misterio, con algunos científicos que sugieren muchas áreas de Europa, de Asia central, del Asia meridional y del Oriente Medio como posibles orígenes de la domesticación del perro.

En 2016, la investigación de científicos de Oxford utilizando las nuevas técnicas paleogenómicas demostró ser eficaz para secuenciar el genoma de un perro antiguo de 5.000 años de edad de Irlanda. Los resultados del estudio llevaron al equipo de investigación a sugerir que los perros fueron domesticados no una vez sino dos veces. El equipo de la Universidad de Oxford también planteó la hipótesis de que una población de perros indígenas domesticada en Europa fue reemplazada por inmigrantes entrantes domesticados de forma independiente en Asia Oriental en algún momento durante la era neolítica.

"Contrario a los resultados de este análisis anterior, encontramos que nuestros perros antiguos del mismo período de tiempo eran muy similares a los perros europeos modernos, incluyendo la mayoría de los perros de raza que las personas tienen como mascotas", explicó Veeramah. "Esto sugiere que no hubo reemplazo neolítico en el continente y que probablemente sólo hubo un solo evento de domesticación para los perros estudiados en el registro fósil de la Edad de Piedra y que también vemos y vivimos hoy", añade.

Veeramah y sus colegas usaron el viejo perro de 7.000 años de edad para reducir el momento de la domesticación del perro a la gama de 20.000 a 40.000 años atrás. También encontraron pruebas de que el perro más joven de 5.000 años de edad era una mezcla de perros europeos y algo que se asemeja a los actuales perros centroasiáticos/indios. Este hallazgo puede reflejar que las personas que se trasladaron a Europa desde las estepas asiáticas al comienzo de la Edad de Bronce trajeron sus propios perros con ellos. "También reanalizamos el antiguo genoma de perro irlandés junto con nuestros genomas de perros alemanes y creemos que encontramos una serie de errores técnicos en el análisis anterior que probablemente llevaron a esos científicos a hacer incorrectamente la conclusión de un evento de doble domesticación", agregó Veeramah.

En general, enfatizó, su nuevo análisis genómico de perros antiguos ayudará a los científicos a comprender mejor el proceso de la evolución del perro, incluso si el origen geográfico exacto de la domesticación sigue siendo un misterio. Espera que la secuenciación de los antiguos genomas de Eurasia ayudará a resolver el problema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos