Los bomberos avanzan en perimetrar totalmente el incendio de Yeste

Dos bomberos en Yeste. / EFE

Jóvenes de la comarca albaceteña se organizan para realizar cortafuegos

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Los bomberos forestales que desde el pasado jueves luchan contra las llamas en el incendio de Yeste (Albacete) tienen previsto acotar el fuego este miércoles, tarea necesaria para comenzar a controlar el fuego y empezar a extinguirlo.

El fuego, de origen intencionado, ha calcinado 3.200 hectáreas de la Sierra del Segura, 700 de ellas pertenecientes al Parque Natural de los Calares del Río Mundo, aunque la Junta de Castilla-La Mancha estima que la superficie total quemada puede ser mayor porque el incendio sigue activo.

Según el consejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, "si bajan las temperaturas y aumenta la humedad relativa, este miércoles el incendio estará totalmente perimetrado". En cuanto a los 445 vecinos desalojados de varias pedanías y aldeas de la zona, 120 de e ellos permanecen en los albergues de Molinicos (Albacete) y Yeste "donde están muy bien atendidos gracias al esfuerzo que se ha hecho en estos pueblos" y este martes se les permitió acceder a sus casas para recoger enseres personales y alimentar al ganado.

Su retorno definitivo a sus hogares dependerá del trabajo que 400 bomberos forestales de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña y Murcia están acometiendo junto a 10 medios aéreos y 40 terrestres y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, una labor que se centra en crear líneas de cortafuegos preventivas a mano y con maquinaria pesada.

Patrullas vecinales

Aunque los técnicos que dirigen la acción de los bomberos han prohibido a los vecinos salir al monte para ayudar en la extinción del fuego al no tratarse de bomberos profesionales, grupos de jóvenes de la comarca se han organizado en improvisadas brigadas forestales. Se encargan de abrir cortafuegos con la ayuda de motosierras y de habilitar vías de acceso para que los helicópteros puedan aterrizar. "Nuestro pueblo no se quema y no entendemos que no se nos deje colaborar cuando conocemos perfectamente el terreno", protestan estos voluntarios de Yeste.

Mientras tanto, en las Cortes de Castilla-La Mancha se ha avivado la polémica por este incendio. El Grupo Popular ha criticado que el presidente de la comunidad, Emiliano García-Page, se haya marchado de vacaciones. Una crítica a la que los socialistas han respondido afirmando que García-Page y otros miembros del Gobierno autonómico han estado en Yeste desde que surgió el fuego interesándose por su evolución y por el bienestar de los vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos