Cuatro miembros de La Manada declaran por otra supuesta agresión sexual en Córdoba

Los integrantes de 'la Manada', en Pamplona. / E. C.

Aparecen en un vídeo grabado en el que manosean y besuquean a una joven de 21 años

CECILIA CUERDOSevilla

La investigación por la supuesta agresión sexual sufrida por una joven de 21 años de Pozoblanco (Córdoba) por parte de cuatro de los cinco miembros de La Manada está cerca de concluir. Así lo manifestó este martes el abogado de la víctima, quien participó en la toma de declaración como testigos a tres amigos de los jóvenes sevillanos enjuiciados por la violación grupal en los Sanfermines de 2017.

La juez instructora está a la espera de unos informes forenses para dar por concluida la investigación y solicitar a las partes que se pronuncien acerca de los posibles delitos cometidos por J. E. D., el militar A. J. C., el guardia civil A. M. G. E. y J. A. P. Todos ellos aparecen en el vídeo grabado por el último de ellos en el interior de un coche en el que se ve a una chica semiinconsciente sentada en el asiento trasero y a la que los jóvenes manosean y besuquean. Ocurrió en la madrugada del 1 de mayo en las proximidades de Pozoblanco, cuando el grupo regresaba de las cercanas fiestas de Torrecampo después de haberse ofrecido a llevar a la chica a casa.

El vídeo fue compartido poco después en dos grupos de whatsapp que 'La Manada' tenía con otros amigos, y en los que además de referirse a la víctima como «la bella durmiente», se sugirió el posible uso de burundanga, una droga que anula la capacidad de reacción y la memoria de quien la toma. A este respecto fueron interrogados por videoconferencia desde Sevilla tres de los integrantes de uno de los grupos de mensajería, según explicó el abogado defensor de la chica, cuyas declaraciones fueron «muy interesantes». Los chicos se refirieron exclusivamente al vídeo, y no entraron en detalles sobre los comentarios acerca del uso de drogas.

La defensa de los integrantes de 'La Manada' rechaza el uso de este vídeo como prueba de cargo, ya que fue obtenido durante la revisión de los teléfonos móviles de los jóvenes sevillanos con motivo de la agresión de Pamplona. Así, el abogado que los defiende ya alegó en el juzgado que la Policía Foral de Navarra se extralimitó en sus competencias al realizar pesquisas fuera de su ámbito territorial, ya que lograron identificar a la víctima cordobesa y, tras mostrarle el archivo de vídeo, le ofrecieron denunciar los hechos. Según su relato, se despertó completamente desnuda a primera hora de la mañana en el asiento trasero. El militar le pidió una felación, y tras negarse, la expulsó del coche de forma violenta, dejándola en la carretera de entrada al pueblo. Y admitió que no lo denunció antes porque su entorno no terminó de creerla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos