La Rioja

Carne picada: ¿cuál es la mejor?

Bandeja de carne picada
Bandeja de carne picada / ALEX GALLARDO / REUTERS
  • La OCU ha realizado un nuevo análisis de carne picada envasada y ha seleccionado las mejor y peor valoradas. Hay muchas diferencias entre productos, sobre todo porque la mayoría no son carne picada 100%

En primer lugar, hay que partir de la base de que no todo lo que se compra dando por hecho que es carne picada lo es realmente. Lógicamente, lo ideal es pedir al carnicero que la pique en el momento, pero como no siempre es posible y la opción rápida y cómoda es comprarla en bandejas ya preparadas, hay que estar muy atento.

Las mejores... y las peores

La OCU ha analizado y comparado 11 bandejas de carne picada y preparado de carne de su último análisis de 2015, así como otros productos vendidos en los principales establecimientos.

Según la OCU, de los 11 productos destacan del resto, por su francamente buena calidad, los dos productos que son Carne Picada 100%: El Corte Inglés y Campo y Corral de Aldi. También destaca un preparado de carne, el de Tradivac: la buena calidad de la carne, la proporción colágeno/proteína y el etiquetado correcto lo convierte en un producto también recomendable.

Los peor valorados del análisis son los preparados Burger Meat de Roler, Alipende y Lidl: una carne "de pobre calidad y con exceso de aditivos".

El resto tiene una valoración media, entre ellas hay buenos productos, pero otros deben mejorar bastante tanto en la calidad de la carne, como en el etiquetado.

Los resultados son mejores que los de su último análisis. En general, concluye la OCU: "la carne picada y preparados que se encuentran ahora son mejores que los de 2015: la presión de los consumidores no es ajena a esta mejora".

Cómo se analiza la carne

Gemma Trigueros, coordinadora del Departamento de Alimentación y Salud de la OCU explica el procedimiento que se lleva a cabo para hacer un estudio de calidad de carne picada, burguer meat y preparado de carne: «Llevamos varias muestras de diferentes marcas compradas en varios supermercados a un Laboratorio especializado e independiente garantizando en todo momento su anonimato. Para mantener la cadena del frío guardamos todas las bandejas en una nevera portátil con acumuladores de frio y las transportamos en un vehículo refrigerado. Una vez en el Laboratorio, los especialistas recogen muestras de la carne picada de cada bandeja y las someten a rigurosas pruebas de calidad.

Les pedimos un informe completo en donde conste el porcentaje de grasa, de proteínas, de sal, aditivos, colágeno o una valoración de higiene total de la carne entre otros parámetros.

Todas estas pruebas ofrecen unos resultados que revelan científicamente una realidad que a veces las etiquetas del producto no cuentan. Por eso también examinamos con detalle el etiquetado de los productos para verificar hasta qué punto la información está claramente indicada en ella.

Con estos datos OCU elabora un informe detallado y comunica los resultados al fabricante antes de la publicación».

Más info: Web de OCU

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate