La Rioja

El secreto de la momia

Análisis de la momia. / Hospital Quirón Salud Madrid

  • Un escáner descubre bajo las vendas 25 amuletos que demuestran que el sacerdote embalsamado del Arqueológico de Madrid fue el médico del faraón

La conjunción de esfuerzos de radiólogos y egiptólogos ha permitido resolver uno de los enigmas que desde hace casi 100 años intrigaba a los expertos del Museo Arqueológico Nacional (MAN) y confirmar que exponen un gran tesoro histórico.

Gracias al escáner de última generación del Hospital Quirón Salud Madrid, capaz de tomar 2.000 imágenes transversales y representarlas en 3D, han podido certificar sin lugar a dudas que el inquilino de la sala 35, una momia que llegó en 1925 procedente de la necrópolis de Saqqara, es Nespamedu, sacerdote del templo de Imhotep, el dios de la medicina, y un alto sanador en ejercicio en unos años indeterminados que van del 332 al 30 antes de Cristo, cuando que se ocupó de las dolencias del propio faraón, en su corte de Menfis.

La aplicación de esta moderna técnica de radiodiagnóstico a la arqueología, ya usada por el British Museum, y el trabajo de un escultor forense ha permitido también poner cara a Nespamedu en el momento de su muerte, el de un hombre de entre 50 y 55 años, con la cabeza rasurada, un rostro venerable y ovalado y una dentudra perfectamente cuidada.

La aventura comenzó hace justo un año, en la noche del 5 al 6 de junio, cuando, en medio de altas medidas de seguridad, Nespamedu, junto a las momias de dos mujeres egipcias y a la de un aristócrata guanche, fueron trasladados al hospital durante cuatro horas, escaneados en el TAC y devueltos al MAN a tiempo de que el lunes 7 estuviesen en sus vitrinas. El trabajo conjunto de la unidad de Diagnóstico por Imagen y de las jefas de egiptología y conservación del museo permitió descubrir, sin tener que tocar ni uno de los lienzos de lino calafateados que cubren la momia desde hace 2.300 años, que, en unos casos sobre la carne y en otros entre los pliegues de las vendas, Nespamedu ocultaba 25 piezas, 9 adornos (diadema, collar, brazaletes, pulseras y sandalias) y 16 amuletos, entre ellos ocho con los cuatro hijos del dios Horus, los protectores de hígado, intestinos, pulmones y estómago.

La investigación del equipo multidisciplinar llegó a dos conclusiones que permitieron certificar que la momia es la misma persona descrita por los jeroglíficos de los cartonajes dorados en que, a modo de sarcófago, llegó envuelto. La coraza también se escaneo en el TAC y las imágenes 3D demostraron que tenía igual densidad y grosor que las de la piezas interiores. Era el mismo material. Y segundo, que las imágenes de los hijos de Horus y de las diosas Isis y Nefthys de los amuletos, así como las sandalias, la diadema y el collar, están repetidas idénticas en el cartonaje exterior. Todas las piezas proceden de los mismos artesanos, incluido el sarcófago que describe los dos títulos del alto dignatario al que recubre: sacerdote de Imhotep y médico del faraón.

Dos mujeres y aristócrata

Nespamedu es el protagonista principal, pero lo investigación también ha conseguido poner rostro a las dos momias egipcias. Una es una joven de entre 20 y 35 años, que vivió entre 845 y 664 años antes de Cristo, que estuvo embarazada y que padeció una enfermedad ósea. La segunda, de la misma época ptolemaica que Nespamedu, tiene entre 35 y 50 años.

Y la tercera aportación del TAC afecta al embalsamado canario, hallado en 1764 en el Barranco de Herques, Tenerife, y considerado la momia guanche mejor conservada. Se ha comprobado que apunta a aristócrata: tuvo buena alimentación, higiene saludable y no realizó trabajos manuales. Pero lo más importante, la momia conserva todos los órganos en su interior, lo que confirma que los guanches no embalsamaban con evisceración como sí hacían los egipcios.

Toda esta aventura científica se podrá ver en un documental que narra cada momento de la investigación y que, con el título 'La historia secreta de las momias', ha coproducido TVE y Story Producciones.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate