La Rioja

Hazte Oír, recibida en Cataluña entre huevazos y gritos de «no pasarán»

El portavoz de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, es escoltado por afectivos de los Mossos.
El portavoz de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, es escoltado por afectivos de los Mossos. / Efe
  • El autobús de la plataforma ultra fracasa en su intento de llegar a Barcelona, al ser llevado por los Mossos hacia el depósito de vehículos de Castellbisbal

El polémico autobús transfóbico de Hazte Oír, que hace semanas ya fue paralizado en Madrid y que recientemente había modificado su eslogan para tratar de burlar la legislación, ha fracasado este viernes en su intento de llegar a Barcelona, siendo retenido por los Mossos d'Esquadra y acabando en el depósito de vehículos de la localidad de Castellbisbal.

Dicho vehículo, con el presidente de la plataforma a la cabeza, pretendía hacer su primera parada en Pallejà (Barcelona), donde el propio Ignacio Arsuaga ha sido recibido por medio centenar de manifestantes con lanzamientos de huevos, salsa de tomate y gritos de "no pasarán".

Así, los Mossos han dispersado entre empujones y porrazos a un grupo de jóvenes que increpaba y arrojaba esos huevos, junto a agua y más pintura, a tres representantes de Hazte Oír. En el incidente, ocurrido en la barcelonesa plaza de Ramon Berenguer el Gran a primera hora de la tarde, los agentes han dispersado a este grupo que apoyaba al colectivo gay, lésbico y transexual, mientras Arsuaga se encaraba con ellos de forma desafiante.

Tras retirarles el vehículo en Martorell, los Mossos habían gestionado una alternativa de transporte para los sus ocupantes, quienes se han desplazado finalmente en taxi a Barcelona. Y ahí es donde los han seguido por los alrededores de la Via Laietana, ante lo cual se han refugiado en un bar y han avisado a los Mossos.

Pallejà izaba la bandera arcoíris

El Ayuntamiento de Pallejà había izado la bandera arcoíris, símbolo de los derechos LGTBI, en la rotonda de acceso al municipio para protestar contra la llegada del autobús de Hazte Oír. Pero el autobús no ha llegado a entrar en el núcleo urbano. Poco antes de entrar en Pallejà con destino a Barcelona, los Mossos han retenido el autobús en el peaje de Martorell.

Arsuaga, ya sin el autobús, ha comparecido ante los medios en la localidad metropolitana, donde ha apelado en varias ocasiones a la libertad de expresión. Entre más insultos, ha tenido que salir escoltado por la Policía local.

El autobús, que ahora lleva el lema 'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Lo dice la Biología. Respeto para todos, no al bullying', trataba de entrar en Barcelona aunque el consistorio de la capital catalana ya había advertido de su plan para impedirlo inmovilizando tal vehículo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate