La Rioja

Detenido por matar a puñaladas a su esposa e hijastra en Daimiel

Un furgón fúnebre sale de la vivienda del crimen.
Un furgón fúnebre sale de la vivienda del crimen. / Ayunt. de Daimiel
  • Varios vecinos de esta localidad ciudadrealeña aseguran que la mujer, de 46 años, había iniciado los trámites de separación del sospechoso, de 57 años

La Guardia Civil ha detenido en Daimiel (Ciudad Real) a un hombre de 57 años por haber matado a puñaladas a su esposa, de 46 años y a la hija de ésta, de 18. Los hechos han ocurrido pasadas las 9 de la mañana de este lunes en el piso familiar situado en el número 38 de la calle Arenas. Una llamada telefónica de una vecina a la Guardia Civil alertaba de un fuerte altercado en la casa y de gritos en el interior de la vivienda.

Cuando los agentes se han desplazado al piso han encontrado los cuerpos de las dos mujeres tendidos en el suelo y ensangrentados y al hombre portando un cuchillo de grandes dimensiones, vestido tan sólo con ropa interior y en estado de shock, por lo que no se ha resistido al ser detenido. Tras su arresto ha sido trasladado al cuartel de la Guardia Civil a la espera de pasar este martes a disposición judicial.

Al autor de este doble crimen, natural de Daimiel, no le constan denuncias previas por malos tratos ni tampoco pesaba sobre él ninguna orden de alejamiento, según ha confirmado la Guardia Civil. Sin embargo, la mujer del detenido había iniciado los trámites para obtener la separación matrimonial y había acudido un par de veces al Centro de la Mujer de Daimiel para informarse al respecto. Según algunas vecinas, recientemente había comentado que temía que su marido pudiera hacerle daño por su intención de dar por finalizada su relación y porque no habían alcanzado un acuerdo económico.

Madre e hija, Ana Belén y Ana María, eran naturales de Bienservida (Albacete) pero residían en Daimiel desde hace años. La madre tenía otras dos hijas mayores, una de las cuales ha tenido que ser atendida por los servicios sanitarios por una crisis de ansiedad al acercarse a la casa de su madre nada más enterarse del suceso. Además, Ana Belén cuidaba de un nieto de corta edad que en el momento de ocurrir los hechos no se encontraba en la vivienda.

Tres días de luto oficial

Este nuevo caso de violencia machista ha conmocionado a la localidad de Daimiel, de apenas 20.000 habitantes, cuyo ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial tras una reunión de urgencia mantenida entre el alcalde, Leopoldo Sierra y los tres grupos políticos municipales: PSOE, PP e IU.

Mientras, en Toledo, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio y representantes de las demás administraciones se han concentrado frente a la sede de la Delegación del Gobierno para reclamar un pacto de Estado contra la violencia machista, condenar este crimen y también el hallazgo el pasado fin de semana de una joven en Seseña (Toledo) asesinada por su pareja, guardia civil, que después se quitó la vida. Desde que comenzó el año 2017, un total de cinco mujeres han muerto por violencia de género en Castilla-La Mancha.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate