La Rioja

Un centro comercial para que se refugien perros callejeros

Fotograma del reportaje emitido por CNN Turk.
Fotograma del reportaje emitido por CNN Turk.
  • Varios animales sobreviven a las bajas temperaturas de Estambul durmiendo junto a los escaparates y ayudados por voluntarios

En la gran metrópolis euroasiática de Estambul se calcula que hay unos 150.000 perros callejeros. Para ellos, las condiciones meteorológicas de los últimos días han supuesto un difícil desafío, puesto que la nieve ha llegado a formar capas de más de 30 centímetros en algunas zonas de la ciudad y ellos no tienen dónde refugiarse.

Ante la complicada situación para los animales, de una manera espontánea surgió una iniciativa en el el barrio de Barkikoy (en la zona sur europea). El centro comercial Atrium Mall permitió que los perros callejeros pudieran refugiarse en los aledaños durante las noches en que no estaban abiertos los negocios. Allí, escuálidos y tiritando, los canes perdidos recibieron también la ayuda de numerosos voluntarios que les taparon con mantas y les alimentaron para evitar las consecuencias de la congelación, que pueden provocar daños irreparables por la congelación o incluso la muerte en los más débiles.

«Acabo de hacer una fotografía cuando estaba caminando por el 'Atrium Mall'. Pusieron cartones y mantas bajo los perros callejeros. Y una mujer les estaba alimentando. Me sentí reconfortada. Hay mucha gente que hace el mundo bello. Cuando (la voluntaria) se dio cuenta de que estaba haciéndole una foto me dijo que no quería ser vista. ¡Menudo corazón! Gracias», escribió Ali Cetrik, una de las numerosas viandantes sorprendidas por lo que observó, en su blog. «Todos nosotros, si ayudamos con lo que podamos, haremos que todos estos animales callejeros se marchen en buen estado. Los animales sin hogar necesitan ayuda», señaló un voluntario a la división turca de la CNN.

El problema no es nuevo en el mundo. En Estados Unidos se calcula que hay una población de unos 70 millones de perros abandonados y en España el número se aproxima a los 150.000 canes vagabundos. La ola de frío en Europa durará varios días y los animales callejeros en Estambul seguirán necesitando la ayuda de los hombres para sobrevivir. Por el momento, el espacio delante de los escaparates está reservado para ellos y para sus samaritanos.