La Rioja

La única entidad que asegura al cliente la cuantía de su pensión privada antes de la jubilación

La única entidad que asegura al cliente la cuantía de su pensión privada antes de la jubilación

Logroño. CaixaBank ha presentado, junto con VidaCaixa, entidad líder del sector asegurador en España, las últimas novedades en su sistema de soluciones globales para la jubilación centradas en resolver necesidades concretas de cada ciclo vital. Para aquellos clientes que se aproximan a la edad de jubilación, la entidad ha lanzado CaixaBank Doble Tranquilidad, que permite al cliente conocer de antemano la cuantía que obtendrá de sus ahorros, como complemento a la pensión pública. «Ante el entorno marcado por el envejecimiento de la población y el incremento de la esperanza de vida, somos la única entidad que garantiza la cuantía de pensión privada antes de alcanzar la jubilación», explica Juan Alcaraz, director general de CaixaBank.

El progresivo envejecimiento de la población y el incremento de la esperanza de vida conducen a un nuevo escenario en el que sistema público de pensiones debe hacer frente a un creciente número de pensionistas durante más años y afrontando una tasa de dependencia (jubilados en relación a trabajadores en activo) cada vez mayor. Además, según un reciente estudio de VidaCaixa, siete de cada diez jubilados tiene la pensión pública como única fuente de ingresos a pesar de que para un 38% supone unos ingresos inferiores a los 750 euros mensuales.

El porcentaje de población mayor de 65 años se sitúa hoy en España por encima del 18%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Manteniendo las tendencias demográficas actuales se prevé que en tan solo 13 años este porcentaje pasará a ser del 24,9% y rozará el 40% (38,7%) en 2064. En este contexto, crece la necesidad de un ahorro privado que proporcione un complemento suficiente a la pensión pública durante la jubilación y que lo haga para toda la vida.

Como consecuencia de un análisis en profundidad de las necesidades de sus clientes y de la situación económica actual, CaixaBank ha evolucionado su propuesta de soluciones de jubilación. El objetivo de la entidad es dar cobertura a las necesidades de ahorro a largo plazo, y su posterior cobro, en cada uno de los momentos del ciclo vital del cliente. Todo ello ofreciendo unasesoramiento especializado y con el soporte de las herramientas adecuadas.

El perfil de riesgo y las necesidades de ahorro evolucionan a lo largo del ciclo vital de las personas. Mientras que en la juventud, cuando el horizonte temporal de ahorro aún es largo, es más racional adoptar un perfil de riesgo que permita maximizar el ahorro, en los años previos a la jubilación es importante moderar la exposición al riesgo para asegurar el capital acumulado. Por otro lado, a medida que nos acercamos a la jubilación surgen necesidades nuevas como, por ejemplo, ordenar el patrimonio para los herederos o planificar el cobro del ahorro generado para moderar el impacto fiscal.

En esta ocasión, CaixaBank ha puesto el foco en resolver las necesidades concretas de los años inmediatamente anteriores a la jubilación, que son el momento de consolidar y maximizar el ahorro para disfrutar de una etapa de retiro con ingresos suficientes. Para la creación de estas nuevas fórmulas se han teniendo en cuenta lo siguientes factores: la maximización de la renta mensual durante la jubilación, el capital para los herederos (gestión de herencias), el impacto fiscal, y la flexibilidad.

Esta nueva solución de ahorro para la jubilación ofrece tranquilidad en la fase de transición a la jubilación, al conocer de antemano la cuantía que se obtendrá como complemento a la pensión pública, y está dirigido a aquellos clientes que se aproximan al momento de su jubilación y que desean garantizar con antelación sus ingresos futuros.

CaixaBank Doble Tranquilidad permite agrupar el ahorro procedente de distintos productos (planes de pensiones y planes de previsión asegurados) para generar una renta garantizada durante la jubilación y, a la vez, continuar aportando para obtener una renta mayor y/o maximizar el capital en herencia.

Se ha rediseñado la oferta de soluciones de disposición para aquellas personas que ya están jubiladas y quieren obtener una renta vitalicia para complementar su pensión: personas jubiladas que, por el cese de ingresos del trabajo, buscan reordenar su patrimonio y pueden valorar cobrar su plan de pensiones en función de la necesidad de complementar su pensión pública de jubilación y del impacto fiscal que esto suponga. Y personas jubiladas desde hace años pero que desconocen cuál es la mejor opción de cobro de su plan de pensiones. Rentas Plan les permite preservar el ahorro acumulado en planes de pensiones y planificar su transmisión.