La Rioja

Las ONG denuncian que solo nueve comunidades tienen centros para atender a las víctimas de violencia sexual

  • Una de cuatro agresiones quedaron sin esclarecer y sin imputaciones entre 2011 y 2014, según señala un informe de 13 asociaciones

La atención a las víctimas de violencia sexual de género (agresión, acoso y abuso sexual) en España deja mucho que desear. Así lo denuncia el estudio 'Deficiencias en inequidad en los servicios de salud sexual y reproductivo en España', elaborado por Médicos del Mundo con la colaboración de otras doce organizaciones, que ha incidido en cómo afectan los recortes a la atención de las mujeres, sobre todo a las más vulnerables. El informe incide en que el 22% de las víctimas de delitos por violencia sexual han sido agredidos por parte de su pareja o expareja. Entre 2011 y 2014, el 85% de las víctimas en España han sido mujeres y niñas, 27.730 según apunta el estudio. Sin embargo, uno de cada cuatro de estos hechos han quedado sin esclarecer y sin imputaciones por el delito. “Hay una escasa respuesta institucional y una ausencia completa de políticas públicas”, señala el informe.

Bárbara Tardón, portavoz de la plataforma CEDAW Sin Sombra, ha destacado que España carece de “datos oficiales” sobre el número de actos de violencia sexual que se producen cada año. “No hay tampoco un teléfono específico, algo que vaya más allá del 016”, ha señalado Tardón durante la presentación del estudio. Además, ha alertado que solo nueve comunidades autónomas tienen centros de atención para víctimas de violencia sexual de género.

Asturias, Cantabria, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Extremadura, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía se reparten los 27 centros que existen en España, aunque presentan deficiencias importantes. “Ninguno de ellos está operativo las 24 horas y los 365 días del año”, ha apuntado la portavoz. Además, serían necesarios 117 centros repartidos por todo el país para atender las necesidades de las víctimas.

“Desde 2009 hasta la fecha, ni el Estado ni las diferentes comunidades han desarrollado ninguna campaña de concienciación para la prevención de la violencia sexual de género”, incide el estudio de las 13 organizaciones, que reclaman asimismo la “necesidad de trabajar desde la escuela en la educación afectiva sexual” o en programas específicos dirigidos a víctimas potenciales de la violencia sexual.